jueves, 18 de abril de 2019

Perdónanos nuestras ilusiones, Padre...

Perdónanos nuestras ilusiones, Padre, y ayúdanos a aceptar nuestra verdadera relación Contigo, en la que no hay ilusiones y en la que jamás puede infiltrarse ninguna. 

Nuestra santidad es la Tuya. 

¿Qué puede haber en nosotros que necesite perdón si Tu perdón es perfecto? 

El sueño del olvido no es más que nuestra renuencia a recordar Tu perdón y Tu amor. 

No nos dejes caer en la tentación, pues la tentación del Hijo de Dios no es Tu voluntad. 

Y déjanos recibir únicamente lo que Tú has dado, y aceptar sólo eso en las mentes que Tú creaste y que amas. 

Amén. 

UCDM Cap 16. S. VII


No hay comentarios: