jueves, 18 de agosto de 2016

EL MOVIMIENTO HACIA EL ÉXITO, Bert Hellinger,

Un movimiento hacia la madre interrumpido tempranamente resulta más tarde un obstáculo decisivo para el éxito en nuestro trabajo, en nuestra profesión y en nuestras empresas. También en este caso se trata de que nos dirijamos al éxito en lugar de esperar que él venga hacia nosotros. Por ejemplo, si esperamos el salario sin entregar previamente el rendimiento correspondiente, si nos escudamos tras otros en lugar de hacer el trabajo nosotros mismos, si nos retiramos antes de acercarnos a los demás y al trabajo con alegría.
Todo éxito tiene el rostro de la madre.
Es decir que también en este caso vamos primero internamente hacia nuestro éxito y hacia otras personas, con la voluntad de hacer algo por ellos, dispuestos a ayudarles en lugar de dudar y quedarnos parados esperando que sean ellos quienes se muevan. Es decir que vamos hacia ellos y hacia nuestro éxito, paso a paso, y a cada paso sentimos a nuestra madre amorosa detrás de nosotros. Vinculados a ella, estamos bien preparados para el éxito y llegamos a él del mismo modo en que hemos llegado hasta ella.
Primero hacia nuestra madre y ahora hacia el éxito.
Bert Hellinger, ÉXITO EN LA VIDA, ÉXITO EN LOS NEGOCIOS,
Cómo lograr ambos a la vez, Rigden - Institut Gestalt.

No hay comentarios: