martes, 23 de diciembre de 2014

Que disfrutemos estos días con serenidad y alegría, ¡Feliz Navidad!

Se suele decir que este tiempo de Navidad es tiempo de paz y serenidad, pero a veces, es de más estrés y movilización; ¿cómo lo vives tu?
Tomate un momento para ti mismo, respira profunda y concientemente para relajar tu cuerpo y tu mente; varias veces, hasta que sientas quietud.
Conecta con tu corazón y percibe qué es lo realmente importante para ti, hoy, en tu vida. Haz algo, pequeño, que te acerque a esa meta esencial; y así, sabrás que estás en coherencia interior;  lo cual nos proporciona paz y serenidad. Entonces si será Navidad en nuestro corazón.



Y que el nuevo año nos encuentre con aprecio por la Vida y la Verdad. 
¡Felicidades!