miércoles, 22 de octubre de 2014

Honrar las raíces y despedirnos del pasado de nuestro país para poder mirar hacia adelante

Nuestro país tiene una historia de raíces olvidadas, sacrificadas, excluidas o rechazadas, que necesitamos re incluir en nuestro corazón. 
Nuestro país tiene historias de diferentes luchas por el poder, con sus perpetradores y sus víctimas, de los cuales muchos descendemos; y que necesitamos respetar y honrar como parte del destino.
Todas estas memorias inconscientes de dolor, de rechazo, de abandono, de exclusión, de separación, de miedos, de terror, etc. se reflejan hoy a través de la inseguridad y el caos que experimentamos actualmente. 
Más allá de la responsabilidad personal que nos cabe a cada uno a la hora de votar, de elegir a quienes nos representen a nivel político; y de nuestro aporte personal a la sociedad (a partir de nuestras familias y nuestros trabajos), podemos hoy elegir honrar nuestras raíces y despedirnos del pasado para poder así; mirar hacia adelante y abrirnos a algo nuevo, más creativo y evolucionado. 
¡Que así sea!

Ejercicio de visualización:

Respiramos consciente y profundamente. 
Visualizamos adelante de nosotros a nuestro país. 
Miramos y honramos con amor al pasado de nuestro país.

Miramos y honramos a cada una de nuestras raíces. 
Agradecemos a todas nuestras raíces. 
Hay raíces olvidadas, sacrificadas, excluidas o rechazadas. Las re incluimos en nuestro corazón, y les decimos "les pertenezco". 
Nuevamente miramos a cada una de las raíces de nuestro país y les volvemos a decir  "Gracias. Te pertenezco".

Miramos y honramos a las víctimas y a los perpetradores de los procesos de lucha por el poder en nuestro país: 
La miro a los ojos, de igual a igual.
Y le digo: “Soy un ser humano como tú”
“Respeto y honro tu destino”
“Veo el daño que has hecho y veo tu responsabilidad"
“Veo el daño que yo he hecho, pensando, hablando o actuando, y asumo mi responsabilidad.”
“Soy igual que tú.”
“Veo tu sufrimiento y tu miedo. Veo el horror en los ojos de tus padres. Veo la extrema dureza de vuestra supervivencia, veo su grandeza”
“Junto a ti veo a tus víctimas, veo nuestras víctimas.
Las honro, me inclino ante su sufrimiento y su terror”
"Ya todo ha pasado, ahora pueden descansar en paz";
"Respeto y honro vuestro destino".

Luegonos despedimos del pasado y miramos hacia la Argentina de hoy.  
Miramos a todos los argentinos actuales, miramos a todos nuestros hermanos. 
Reconocemos en cada uno las distintas raíces del pasado, los honramos y le decimos a cada uno "tú y yo pertenecemos tal y como somos".
Y a quien nos hizo daño, les decimos: "Ahora veo el daño que mis ancestros hicieron a tus ancestros. Yo soy igual que tú".
Miro la Argentina de hoy y veo también la inseguridad actual; y junto a ella veo mucho dolor, abandono, rechazo, exclusión, abusos, torturas, terror, mentiras, engaños...
Abro mi corazón y me inclino ante el Creador. Me entrego a Él y le pido con humildad: 

"Por favor, libera las memorias inconscientes de dolor, rechazo, abandono, soledad, odio, venganza, miedos, ira, abusos, torturas, terror, mentiras, manipulación, engaños... en mi propia vida, en mi familia, en mi país, en la familia humana..."

Y sigo entregándome a la vida como es... con humildad, decisión y agradecimiento al servicio del cambio.
Gracias... Por Favor... Sí...

No hay comentarios: