jueves, 29 de mayo de 2014

Sobre el libro "Caminar en pareja"

Una mirada amorosa - María Guadalupe Buttera
Autor: Flavia Dolce 
Lic. en Comunicación - UNLAM
flaviadolce@gmail.com
Caminar en pareja.

Ante la inminencia de un viaje con mi pareja que representaba una convivencia de veinticuatro horas durante casi un mes, decidí llevar en el bolso un libro que funcionara como refuerzo para aquellos momentos en que siento que voy a tirar la toalla. Convengamos que son pocas las parejas que hacen todo juntas; no me encuentro dentro de esa excepción y estas semanas serían para mí un desafío.
Por eso elegí Caminar en pareja, de la siempre confiable María Guadalupe Buttera. Esta psicóloga social, además de los numerosos libros que publicó –muchos de ellos editados por San Pablo–, coordina talleres de reflexión y es especialista en crecimiento y desarrollo personal. Sin ahondar en detalles debo decir que la elección fue un acierto total.
Como ya es un costumbre de la autora, el libro está divido en tres ejes, los cuales contienen capítulos cortos que abordan distintas miradas del camino de una pareja. Y digo “camino” porque la idea base es que la pareja es un compañero de ruta. Los apartados incluyen, hacia el final, palabras para meditar (que hacen referencia a pasajes del Génesis) y una invitación a la reflexión por medio de preguntas que nos ayudan a cuestionarnos a modo de autoconocimiento, y nos hace detenernos a pensar qué sentimos en determinadas circunstancias.
Buttera marca cuatro pilares que son fundamentales en todo vínculo: respeto, diálogo, confianza y colaboración. A través de esta primera base recorreremos las páginas repletas de consejos y de una mirada conciliadora. ¿Cómo crece y evoluciona una pareja? ¿De qué sirve tener en cuenta a las relaciones pasadas? ¿Podemos integrar esas vivencias a nuestra relación actual? ¿Qué es el mito de la Cenicienta y en qué perjudica a hombres y mujeres? ¿Compromiso afectivo con uno mismo es sinónimo de egoísmo? Son preguntas que nos haremos y que la autora develará sin tardanza.
Caminar en pareja nos habla, en definitiva, del amor. Hay que expresarlo, dice Buttera, en cosas simples como un mensaje amoroso, una caricia, un abrazo o un beso. El lema de la autora es “mirar al otro con aceptación, sin querer cambiarlo”. Difícil tarea, pienso en voz alta. A esta altura de mi itinerario ya pasé por momentos de “lo tiro por la ventanilla”, “qué habré hecho para merecer esto” y “¿cuándo se acaba el martirio?”. No queda otra, hay que hacer una profunda inspiración, mirar a los ojos para reencontrarnos y continuar el camino.
Encontraremos referencias a la dinámica del mundo interno y la búsqueda de la armonía como aceite para que funcionen los engranajes a la perfección. “Si nuestras partes internas se vinculan con armonía podremos establecer vínculos sanos”, nos enseña la autora. Buttera reflexiona sobre la relación con los padres y la necesidad de tomarlos tal cual son, un tema que parece obsesionarla ya que aparece de manera recurrente en varios de sus libros. Además, habla de la vida sexual de las parejas y la necesidad de vivirla con plenitud.

Encuentro la calma, vital condimento de las relaciones y uno de los ejes del sube y baja de todo vínculo. Estoy en pleno viaje de regreso ¡y no perdí a mi pareja en el intento! A prestar atención, querido lector, y valorar cada sabia palabra del libro.

Por Flavia Dolce 
Lic. en Comunicación - UNLAM
flaviadolce@gmail.com

FUENTE: Revista on line SAN PABLO