lunes, 9 de diciembre de 2013

Padres y/o madres ausentes...

En una entrevista le preguntaron a Alejandro Jodorowsky qué era más dañino, si la falta del padre o de la madre, y él respondió:
❝Las dos ausencias dañan igual. Se diría que la madre ausente es lo peor, la clásica herida que no se puede sanar.
Pero he visto sufrir a tantos hombres y mujeres por la falta de sus padres, que no lo creo.
A un padre ausente lo buscas toda la vida y de todas formas.
He visto mujeres que han tenido un padre ausente y siempre han tenido parejas que viven lejos, amantes ausentes para repetir el modelo.
Pero, además, hay otro problema que se genera con esto, porque muchas mujeres aprenden a mirar el mundo con los ojos de su madre, y si ésta odia la figura paterna, nunca van a confiar en los hombres.
Y si se trata de un hijo criado bajo estas condiciones, será un hijo que tratará de quedarse siempre como un niño, porque pensará que al crecer se convertirá en el hombre que la madre desprecia❞.

Por otro lado, una mujer en Twitter le preguntó a Alejandro: "Me autocuestiono y soy muy aprensiva respecto mis hijos ya treintañeros. ¿Cómo superarlo y decretar su pleno bienestar y el mío?" Y él le contestó: "Padre ausente, madre invasora. Deja en paz a tus hijos. Libres de tus fantasmas podrán ser lo que ellos quieren y no lo que deseas que sean"

"Cuando el padre no está presente en la crianza de los hijos, la madre ha de asumir los dos papeles (el papel de padre y el de madre) y eso provoca que adquiera un papel invasor.
Más tarde el hijo (ya cuarentón) puede decir: “me llama por teléfono cinco veces al día. No respeta mi intimidad, entra en mi casa y en mis espacios como si fueran suyos. Me siento invadido…¿qué puedo hacer?"

¿Y que acto psicomágico recomienda Alejandro?

❝Debe poner en su casa una fotografía de la madre en un cuadro plateado y con una verja (red metálica) para que no escape. Delante del cuadro, como en un pequeño altar siempre tendrá un pequeño platito donde todos los días pondremos algo de comida a la madre invasora. Al darle un sitio a la misma dejará de molestar. Después esa comida se la damos a los pájaros
Es lo mismo que se hace con los iconos de las divinidades en la India, se les concede un lugar en la casa y se les ofrece comida. De esa manera se mantienen bajo control".

Puedes visitar esta página si deseas hacer ejercicios liberadores:
http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy criando a mis hijos sola; y es una carga demasiado pesada que genera sufrimiento. Por favor que ejercicio recomienda para no hacer los dos roles de padre y madre y evitar el conflicto en los hijos y el dolor por el rechazo que esto genera

María Guadalupe Buttera dijo...

hola! los hijos necesitan al padre y a la madre, si alguno no está presente por el motivo q fuera, el otro que sí lo está debe honrar en su interior al padre/madre de su hijo. Pues con este ser se unió y juntos, fueron tomados por la Vida para crear un nuevo ser: el hijo.
El hijo entonces, es producto de la unión de su madre y de su padre, ama en lo profundo a los dos, haya pasado lo q haya pasado luego entre ellos, y necesita honrarlo a ambos pues de esa manera honrará la Vida que le dieron los dos.
¿cual es nuestra responsabilidad como madre o como padre? honrar y agradecer a esta persona con quienes nos unimos un día y co creamos este ser q es nuestro hijo. Podemos separarnos luego de esa pareja, y asi se terminará la relación entre ambos; pero el vínculo no se acaba jamás, pues continúa en nuestro hijo. Y este hijo, insisto, en lo profundo de su alma ama a madre y padre, entonces si la madre y el padre honra y agradece el otro/a, el hijo en su interior se encuentra en paz.
¿qué ejercicio recomiendo?
Despedirse con amor y agradecimiento de esa persona que fue nuestra pareja:
Te buscas un lugar donde puedas estar sola/o, tranquila/o, respiras profundamente para centrarte y conectar con el Espíritu de Dios.

A veces sucede que caminamos un tramo de nuestro camino con una pareja, y al tiempo uno sigue un camino y el otro, otro… Entonces nos separamos… y no hay nada que hacer… pues no podemos dejar de ser leales a nuestro propio camino…
Y dices a tu ex pareja, lentamente, desde el corazón:

"Lo siento, para mí también fue muy difícil.
Yo te amé mucho.
Lo que te regalé te lo di con gusto.
Tú también me has dado mucho y eso lo honro y lo guardo en mi corazón.
Por lo que no funcionó entre nosotros yo asumo mi parte de responsabilidad y a ti te dejo la tuya.
Y ahora te dejo en paz"

Luego miras a tu hijo/a y le dices:

-La madre dice al hij@:
"El es tu padre por siempre.
Nuestra relación se ha terminado, pero solo entre nosotros"

-El padre madre dice al hij@:
"Ella es tu madre por siempre. Nuestra relación se ha terminado, pero solo entre nosotros"

Adelante! te deseo lo mejor!
Si deseas hacer otros ejercicio sanadores puedes visitar mi página:
http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html

María Guadalupe Buttera dijo...

http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html

Unknown dijo...

Y cuando la madre es la ausente,el padre cumple los dos roles,no siempre el padre es el malo,hay madres muy basuras por ejemplo la mia,que me abandono