domingo, 15 de diciembre de 2013

A mi amado esposo Richard, en nuestro aniversario: Te volvería a elegir...

Amarte es esa tarea diaria que ha cambiado mi vida para bien!
"Sí... Gracias..."

Llamaradas de enamoramiento. Brasas de amor maduro.

Nuestro amor se hizo fuego y provocó el incendio.

Y el viento de los conflictos agigantó las llamas.

Es maravilloso estar casados.

Te volvería a elegir.

Te vuelvo a elegir.

Sigamos Richard…

Caminemos juntos…

Que el Amor nos guía.

1 comentario:

Anónimo dijo...

gracias mi amor me haces muy feliz la vida