jueves, 12 de septiembre de 2013

Ni tan cerca ni tan lejos => Distancia óptima => Desafío en ntros vínculos

Los puerco espines

Durante la era glacial, cuando muchos animales morían de frío, los puerco espines se dieron cuenta de la situación y decidieron juntarse en un grupo. De este modo se darían calor y protección mutua.

Pero las espinas de cada uno de ellos herían a los compañeros más cercanos, por lo que volvieron a apartarse unos de otros.

Empezaron a morir algunos, congelados. Los otros tenían que tomar una decisión: o aprendían una nueva manera de relacionarse entre ellos, o desaparecerían de la faz de la Tierra.

Con gran sabiduría, decidieron volver a juntarse.  Y aprendieron a convivir, buscando encontrar esa distancia óptima entre ellos, es decir, ni tan lejos que mueran de frío ni tan cerca que se lastimen entre ellos. Y, al final, sobrevivieron.

Adaptado de un relato enviado por FernanDA PAZ

No hay comentarios: