martes, 27 de agosto de 2013

Emocionante historia... y un ejemplo de "honestidad".

Liselotte Leiser de 94 años, relata cómo Alberto Enrique Grimoldi fue aprender a su negocio familiar en Alemania; y luego se convirtió en "custodio y protector" no solo de de sus vidas, ya ...q los ayudó a refugiarse en Argentina, sino de todo el patrimonio q devolvió más tarde integramente:

"Grimoldi devolvió a mi familia el dinero y todo el patrimonio de los negocios de Holanda que habían quedado a su nombre, un gesto que mi familia conoce muy bien y que rescato en mi memoria como un tesoro inapreciable y eterno. Ojalá todos los hombres actuaran como lo hizo Grimoldi!":


Fuente:
http://www.clarin.com/sociedad/argentino-ayudo-escapar-nazismo_0_980302126.html  
«Purifica primero por dentro la copa, para que también por fuera quede pura»
Mt 23, 26

No hay comentarios: