jueves, 11 de julio de 2013

Cuando el "enojo" es mal gestionado

Y genera daño

Nuestras buenas y nuestras malas acciones 
nos siguen casi como una sombra. 
                                                                                   Buda

Enojada porque su vecino no hacía lo que ella pretendía que haga, o se comportara como ella quería o creía que debía ser según sus propias creencias, una mujer reacciona a su enojo haciendo daño al otro: le raya el auto.
¿Es esta una actitud madura y sana? ¿puede sentirse feliz una persona que gestiona de esta manera sus emociones?, ¿su conducta la ayuda a estar bien consigo misma y con otros?

Evidentemente que no. Esta reacción es insana, esta mujer podrá liberar su enojo por unos minutos pero en lo profundo de su interior, su alma sentirá trsiteza por hacer daño a otro, pues el alma no está hecha para dañar sino para amar. Está dominada por su ego y por sus creencias que la engañan, y ella se deja llevar hacia un lugar que no le resultará nada sano para si misma ni para quienes convivan con ella.

El camino no es reaccionar y hacer daño a quien no piensa o actúa como yo creo que debe hacerlo.
El camino es reconocer qué me pasa a mi con esto que me pasa, porqué me enojo tanto cuando alguien no responde como yo quiero que lo haga, qué me pasa a mi que no puedo dejar de reaccionar haciendo daño a quien no es como yo quiero que sea, qué me pasa a mi cuando alguien no hace lo que yo digo, qué me pasa a mi que reacciono encajándome demasiado y actúo con venganza haciendo daño. En verdad, esta persona se hace daño a si misma, porque su vecino tiene recursos para reparar su auto, no es un problema para él solucionar un rayón, pero para esta persona si será un problema el no haber aprendido con sus 45 años a gestionar sanamente sus emociones. Pues vivirá un infierno en su interior.

Cada uno elije, si continúa en su propio infierno, proyectando afuera y culpando a otro de su propia cárcel interior; o decide aprender a gestionar sanamente sus propias emociones, sin negar ni reprimir, sino acogiendolas, escuchándose a si mismo, re conociéndose, buscando ayuda si solo no puede.

"Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca"
Mt 10, 7
Tan cerca q está en nuestro interior !!

Estos libros ayudan a re conectar con esa parte divina q habita en ntro interior:
"Transformando Nuestros Sentimientos", y "nuestra Vida Emocional", de M. Guadalupe Buttera y Dr. Roberto F. Ré, editorial San Pablo, 2009:
http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera



El éxito y el fracaso dependen de la sabiduría y la inteligencia, que nunca 

pueden funcionar apropiadamente bajo la influencia de la ira.

Dalai Lama