sábado, 29 de junio de 2013

Despedirse de los deseos infantiles de sanar y/o salvar a la madre

Ocupando nuestro lugar de "hijos" frente a ella

"Tu por ti y yo por mi, querida mamá"

(lo repites durante el día varias veces, pues tiene un poderoso efecto en tu alma)

Respiras profunda y concientemente. miras hacia adelante, hacia la Vida, visualizando a los lejos la Luz de la Vida, una luz lejana, infinita, poderosa; inhalas y tomas esa energía de vida, exhalas y sueltas todo lo que ya no necesitas hoy en tu vida, lo entregas a Dios...

"Por favor Padre libera las memorias de dolor, rechazo, abandono, soledad, odio, venganza, miedos, ira, celos, envidias, divisiones, enfermedades......... en mi, en mi familia, en la familia humana... gracias.... por favor.... si...."

Y sigo entregándome a la vida como es...




Más reflexiones relacionadas sobre este tema en este link:
http://despertarycrecer.blogspot.com.ar/search?q=madre

Encuentras más ejercicios liberadores en la página http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html

Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

No hay comentarios: