martes, 9 de abril de 2013

Sanar el niño interior herido

Liberando el dolor acumulado en él
El siguiente texto pertenece al autor Thich Nhat Than, del libro Sintiendo La Paz:
Muchas personas sufrieron abusos o fueron golpeadas por sus padres, y muchas más fueron gravemente criticadas o rechazadas por ellos. Ahora, en el almacén de su conciencia, esas personas tienen tantas simientes de infelicidad, que no quieren ni oír el nombre de su padre o su madre.
Cuando me encuentro con alguien así, le ofrezco siempre la meditación del niño de cinco años, que actúa como un masaje consciente: «Cuando inspiro, me veo como un niño de cinco años. Cuando expiro, sonrío al niño de cinco años que hay en mí».

Durante la meditación, intentas verte a ti mismo como un niño de cinco años.

Si eres capaz de observar profundamente a ese niño, descubrirás que eres vulnerable y que pueden herirte fácilmente. Una mirada adusta o un grito pueden crear formaciones internas en el almacén de tu conciencia.

Cuando tus padres se pelean gritándose el uno al otro, el niño de cinco años que hay en ti recibe muchas simientes de sufrimiento. He oído a jóvenes decir: «El regalo más valioso que mis padrespueden hacerme es su propia felicidad». Al vivir sin ser feliz tu padre te hizo sufrir mucho. Ahora te estás visualizando como un niño de cinco años. Cuando sonríes a ese niño que hay en tu interior, le sonríes compasivamente: «Era muy joven y vulnerable y he recibido mucho dolor».

Al día siguiente te aconsejaría que practiques diciendo: «Cuando inspiro, veo a mi padre como un niño de cinco años. Cuando expiro, sonrío compasivamente a ese niño».

No estamos acostumbrados a ver a nuestro padre como un niño de cinco años. En nuestra mente siempre le vemos como un adulto severo y con gran autoridad. No hemos dedicado ni un momento de nuestro tiempo a imaginárnoslo como un tierno niño que puede ser fácilmente herido por otros. De modo que la práctica consiste en visualizar a tu padre como un niño de cinco años, frágil, vulnerable, fácil de herir. Si te sirve de ayuda puedes mirar el álbum familiar y estudiar la imagen de tu padre cuando era niño.

Cuando seas capaz de visualizarlo vulnerable, comprenderás que quizá fue víctima de su propio padre.
Sí recibió tantas simientes de sufrimiento procedentes de su padre, es comprensible que no sepa cómo tratar bien a su hijo. O sea, que te ha hecho sufrir, y el círculo continúa. Si no prestas atención harás lo mismo a tus hijos. En el instante que veas a tu padre como un niño herido, tu corazón se llenará de compasión. Al sonreírle compasivamente, empezarás a aceptar tu dolor con tu plena consciencia y tu visión interior.

Si practicas de ese modo durante varias horas o días, tu enojo hacia él se disipará. Y un día abrazarás realmente a tu padre sonriéndole y dirás:

«Te comprendo, papá, debiste sufrir mucho durante tu niñez».

Durante siglos las divisiones entre la gente, las naciones y las creencias religiosas han contribuido mucho a hacernos sufrir.

Debemos practicar para conseguir liberar esas tensiones tanto en nosotros mismos como en los demás, para poder abrirnos y disfrutar unos de otros como hermanos y hermanas.

Thich Nhat Than


Tu niño interior guarda todas tus memorias. Dile a tu niño interior “Te amo”. 
Tu niño interior te ayuda a conectarte con Dios. Es el mejor amigo que tendrás siempre.


"El que no nazca de lo alto no puede ver el Reino de Dios"
Jn 3,1-8

"El niño crecía y su espíritu se fortalecía"
Lc 1,80
Encuentras ejercicios para sanar y liberarse en esta dirección:

4 comentarios:

Gabriel dijo...

Hola,Sabe, pues en mi vida tengo relaciones de pareja con demasiado apego, termine ya hace como 5 meses con mi ultima pareja y pues no lo puedo superar, no la busco a ella ni nada pero eso no significa que a mi no me este doliendo mucho, he consultado mucho al respecto porque identifico que tengo un problema y poco a poco investigando pues me topo que si puedo tenr un problema de apego(dependencia) y leyendo esto del niño interior herido, pues estoy casi seguro que si lo tengo. necesito ayuda y agradecería mucho que me den bibliográfica y/ó técnicas con respecto al tema para poderme autoayudar, se los agradecería de todo corazón, porque a pesar que puedo vivir con este "problema" ya me canso estar repitiendo las misma historias. Mi correo electrónico es: " sangabriel_u@hotmail.com " en serio de corazón deseo que me ayuden. Gracias.

María Guadalupe Buttera dijo...

hola Gabriel!! te recomeindo la lectura de mi libro Madurando nuestros apegos. Lo consigue a través de la libreria virtual de la editorial San PAblo, en esta dirección:
http://www.san-pablo.com.ar/libreriavirtual/advanced_search_result.php?keywords=buttera&osCsid=404c3ab984732c5a7eed108ab8af548f

O tambien lo consigues en internet en esta dirección:

http://www.bajalibros.com/Autoayuda-Salud-y-Desarrollo-Personal/Madurando-nuestros-apegos-Una-mirada-integradora-Maria-Guadalupe-Buttera-y-Roberto-Re-Libro-21177

Te comento que tambien contas con el servicio de consultorio psicologico a través de SKYPE, si te interesa podes solicitar más datos en mi mail mbuttera@gmail.com

Saludos! Te deseo lo mejor!

M. Guadalupe Buttera
Counselor. Consultora Psicológica con una mirada Espiritual

Anónimo dijo...

Hola soy una persona con muchas trabas en mi vida de niña fui maltratada física y psicológicagente siempre se me dijo que no servía para nada y que lo que que hacia siempre estaba mal más sí encargo mi madre terminada haciendo las cosas igual que como yo las iva a hacer y entonces sí estaba bien hecho ,bueno de hecho he sufrido mucho a lo largo de mi vida y por lo mismo me siento como sí no lanzará en mi camino por la vida llama que con frecuencia me lastimó los pies y no puedo desarrollarme laboral mente aparte de que tengo mucha necesidad de sentirme querida y pues he tenido un fracaso matrimonial y ebanistas esté momento crisis con mi actual pareja en fin quisiera que me pudieran ayudar me siento muy desesperada mi mal es merceriayboneteriaalin@hotmail.com gracias de antemano y esperó su respuesta

María Guadalupe Buttera dijo...

hola, he leído tu comentario en este blog, te dejo estos ejercicios para hacer, los puedes ver en este blog, arriba, en la pestaña "Ejercicios", haces clic alli y accedes a ellos:

Busca un lugar donde puedas estar solo/a, tranquilo/a, te relajas, te conectas con tu interior, respiras conscientemente, e invocas al Espíritu de Dios.
Es esencial que te conectes con las sensaciones de tu cuerpo, te dejes guiar dócilmente por el Espíritu de Dios, y liberes tu mente de pensamientos. Dios te guiará a través de tu cuerpo, déjate llevar a través de movimientos muy lentos en tu cuerpo.
Permanece sin intención, en silencio interior, sin querer cambiar nada ni buscar el significado de lo que ocurra, te dejas llevar. Si surgen pensamientos, los dejas ir como nubes que pasan por el cielo. En un momento dado sentirás que ya es suficiente y terminas el ejercicio (suelen pasar alrededor de 10-20 minutos)

Re conectar con la VIDA a través de re conectar con nuestra MADRE y nuestro PADRE:

Respiras conscientemente, te conectas con tu interior e invocas el Espíritu de Dios. Visualizas delante de ti a tu mamá, como a unos 2 metros aproximadamente (puedes colocar una foto o un papel con su nombre) Te quedas mirando a tu mamá y percibiendo qué sientes en tu cuerpo cuando te conectas con ella. Luego das un pequeño paso hacia ella y esperas para ver qué sientes en tu cuerpo. Expresa lo que sientes, por ejemplo: Mamá…te extraño…mamá…me siento muy sola/o…mamá…estoy muy enojada/o contigo…muy enojada/o…te necesito tanto…mamá …Si puedes, continua dando pasos pequeños hasta que puedas dejarte abrazar por tu madre, apoyarte en su corazón y latir en sintonía con ella como cuando estabas en su vientre. Te quedas ahí el tiempo que necesites. Luego lo visualizas a tu papá, y lo miras a los ojos. Te permites sentir en tu cuerpo lo que vas percibiendo, y expresas aquello que nunca expresaste. Mientras le miras, le puedes decir todo lo que sentiste de niña/o como ir recorriendo esos sentimientos de tu niña/o interior, permitiéndote sentirlos y expresarlos:te necesité papá... te necesité mucho...estoy enojada/o contigo... soy un/a niño/a... tengo .... años (expresa qué edad tienes allí, ej 5 años)Luego das pequeños pasos hasta poder dejarte abrazar por él. Te quedas ahí lo que necesites hasta sentir que tomas la fuerza que viene de tu padre. Cuando sientes que es suficiente miras a tu madre y te dejas abrazar por los dos, por tu madre y por tu padre, tomando la vida que te llegó a través de esa unión de tu madre y de tu padre. Cuando sientes que es suficiente, te giras y vuelves a mirar hacia adelante, hacia la vida. Tus padres quedan detrás de ti, apoyando tu vida y dándote la fuerza vital que necesitas.

Te deseo lo mejor! adelante! Puedes dejar pasar unos días y hacer alguno de los ejercicios que te comenté están publicados aqui.
Tambien te recomiendo mis libros, pues ayudan a sanar y liberarse.
Los encuentras por internet en esta dirección:
http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

Adelante!!