martes, 11 de diciembre de 2012

Tiempo de meditar...

Y servir a la Vida


No es voluntad de vuestro Padre celestial que se pierda uno solo de estos pequeños.
Mt 18, 14