sábado, 24 de noviembre de 2012

Algunos hijos perciben que sus padres sufren porque ellos crecen y se van...

y sienten culpa por ello…
Todo ser vivo crece y se mantiene en vida “a costa de” o gracias a la muerte de otros.
Forma parte de la gran ley de compensación. Que a su vez permite que todos estemos vinculados a todo lo que existe, muere o murió. Gracias a ello, todos pertenecemos a todo.
Brigitte Champertier

Algunos hijos perciben que sus padres sufren porque ellos crecen y se van... y sienten culpa por ello… hay que saber que crecer y volverse autónomo implicará atravesar esa “culpa”… es una culpa al servicio de la vida…. porque mira hacia adelante…

¿Qué hacemos si vemos sufrir a nuestros padres por el hecho de crecer y seguir nuestro propio camino?

Darnos cuenta. Ver.

Y actuar sabiendo que la vida es así, que sólo podemos crecer y vivir si miramos hacia adelante.

Aceptarnos como somos, querernos tal y como como somos, agradeciendo a nuestros padres y a todos los que debemos algo.

Asumiendo nuestra humanidad tal como es, sabiendo que la vida fluye hacia adelante y transformando ese sentimiento de culpa en una responsabilidad ante la Vida misma.

«Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás es apto para el Reino de Dios»
Lc 9, 62

No hay comentarios: