jueves, 18 de octubre de 2012

Donde está el miedo…

¡está el crecimiento!

"Miedo-Deseo" suelen ir de la mano… cuando deseamos algo, en alguna medida nos da miedo lograrlo, ya que aquello cambiará nuestra propia vida:

- "Quiero pero me da miedo, estoy deseando pero me da miedo".

El deseo genera energía y si no la canalizamos hábilmente, esa energía rebota contra nosotros mismos provocándonos malestar.

Luego sentimos culpa, nos castigamos por no "atrevernos a vivir", nos enojamos con nosotros mismos por “no tener el coraje de cambiar"....

¿Qué podemos hacer?

¡Confiar en la Vida!

La Fuerza de la Vida nos pone en movimiento, a su servicio, con valentía ¡adelante!.

La vida siempre apoya aquello que va de acuerdo con ella.

No hay comentarios: