lunes, 27 de agosto de 2012

Para poder ordenarse...

A veces se hace necesario detenerse a reflexionar... 

si no, los conflictos terminan inundando nuestra 

vida...


Cuando no nos sentimos a gusto con nuestra vida, es esencial hacer un alto en el camino para poder reflexionar acerca del origen de nuestros conflictos: 

-¿Cuál es el área donde hoy tengo conflictos?: familia, trabajo, pareja, hijos, padres, salud, amigos? 
-¿Qué es lo que no me permite avanzar? 
-¿Qué es lo que más me pesa hoy? 
-¿Qué es lo que atenta contra mi vida?


Una buena pregunta es la mitad de la respuesta.

Solo aquel que ha navegado mar adentro 
sabe y tiene permiso de hablar de las profundidades del alma.

No hay comentarios: