jueves, 30 de agosto de 2012

La familia...

“Un árbol sano es el que produce un fruto excelente, 
aunque sus ramas estén torcidas y su aspecto sea feo”
Alejandro Jodorowsky



La familia es nuestro mayor tesoro, el lugar donde fuimos creados, nuestro origen.
Y allí podemos crecer y desarrollarnos como personas maduras y sanas...

O no...

Sucede también, a veces, que la familia es una trampa donde uno puede quedar apegado ciega e infantilmente a contratos inconscientes.

Hacer el camino propio es el camino... ¿cómo lo logro?

-Tomando la vida que nos fue regalada a través de nuestros padres,
-Aceptando y honrando el destino de nuestros padres y ancestros,
-Agradeciendo lo recibido tal y como fue,
-Mirando hacia adelante para poder servir a la Vida, y así, ser autenticamente felices.



¿Quien tiene mucho para dar? 

Sólo aquel que ha tomado mucho. 

¿Y como tomamos mucho? 

Agradeciendo ;)


miércoles, 29 de agosto de 2012

lunes, 27 de agosto de 2012

Para poder ordenarse...

A veces se hace necesario detenerse a reflexionar... 

si no, los conflictos terminan inundando nuestra 

vida...


Cuando no nos sentimos a gusto con nuestra vida, es esencial hacer un alto en el camino para poder reflexionar acerca del origen de nuestros conflictos: 

-¿Cuál es el área donde hoy tengo conflictos?: familia, trabajo, pareja, hijos, padres, salud, amigos? 
-¿Qué es lo que no me permite avanzar? 
-¿Qué es lo que más me pesa hoy? 
-¿Qué es lo que atenta contra mi vida?


Una buena pregunta es la mitad de la respuesta.

Solo aquel que ha navegado mar adentro 
sabe y tiene permiso de hablar de las profundidades del alma.

domingo, 26 de agosto de 2012

Miramos el mundo y nos movemos en él ...

Según nuestro nivel de conSciencia:

Solo ocuparse de satisfacer las necesidades básicas = nivel de consciencia animal.

Solo contentarse alrededor del ocio, entretenimiento y consumismo = nivel de consciencia infantil.

Girar alrededor de la búsqueda de la mujer o del hombre ideal = nivel de consciencia adolescente.

Girar alrededor de poseer y ganar = nivel de consciencia adulto egoísta.

Adulto que comparte con otros =nivel de consciencia adulto sano.

Adulto que comprende q estamos todos en el mismo planeta = nivel de consciencia planetaria.

Adulto con una mirada que abarca todo el Universo, que comprende que formamos parte de una galaxia que a su vez pertenece al universo  = nivel de consciencia cósmico.

Adulto que percibe que detrás de todo y todos está Dios = nivel de consciencia divino.


viernes, 24 de agosto de 2012

Nuestros Padres: Cuando preferimos a uno y excluímos a otro...

Se generan conflictos que nos impiden ser felices


Crecer implicará renunciar a la fidelidad infantil de preferir a tu madre o a tu padre.

Ahora, ya adulto, puedes ver que ambos te dieron la vida.

Y los honras con agradecimiento, a los dos de la misma manera.

miércoles, 22 de agosto de 2012

La riqueza...

La riqueza se puede mantener si se utiliza para un bien mayor.
Es decir, si una persona no usa su riqueza nada más que para él.
Por ejemplo el que utiliza su riqueza para que muchos tengan una fuente de trabajo.
En casos así se puede mantener la riqueza.
Pero ricos así no tienen una vida confortable, la riqueza les toma mucho.
Bert Hellinger

domingo, 19 de agosto de 2012

El proceso de sanación...

 implica atravesar el dolor...


El proceso de sanación implica atravesar el dolor... 
suele emerger con él ira, enojo, rabia, tristeza profunda...llanto... 
toda esta energía debe ser expresada para evitar que se transforme en enfermedad...

No podemos cambiar el pasado... 
pero si podemos dejarlo atrás y hacer algo bueno hoy dejando así un legado de fe en la Vida, y de bendición para nuestros hijos y nietos, dándoles un nuevo modelo a seguir.

sábado, 18 de agosto de 2012

A mi pequeño hijo que dejó este mundo tempranamente

En su aniversario de nacimiento
Hoy, 13 de julio, mi segundo hijo Ricardo Sebastián, cumpliría sus años.
Por esos misterios de la vida, él se fue tempranamente de este mundo físico.
Pero no de mi corazón.
Si, es muy cuesta arriba para una mamá aceptar la muerte de un hijo.
Personalmente me ha llevado años pasar del «Saca de mi este cáliz» al «Hágase tu voluntad y no la mía».
Es decir, de resistirme «a lo que fue» hasta poder «aceptarlo».
Lo cierto es que la paz llegó a mi alma cuando pude decir: «si, hágase tu voluntad y no la mía».
Ese camino que nos ha enseñado San José (dijo si a Dios y tomó a Maria por esposa sin comprender su embarazo), la virgen María (dijo a Dios «hágase en mi según tu palabra») y el mismo Jesús en el Getsemaní («Abba –Padre– todo te es posible: aleja de mí este cáliz, pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya». Mc 14, 36)
Y así fue como la herida sanó y pude decirle:
«Querido hijo:
Tienes un lugar en mi corazón.
Haré algo al servicio de la Vida en tu memoria»
 
Tenemos una dimensión espiritual, independientemente de nuestro cuerpo físico, y desde esta dimensión percibimos nuestro vínculo con el Creador.
No eres un ser humano en búsqueda de una experiencia espiritual.
Eres un ser espiritual inmerso en una experiencia humana«
Pierre Teilhard de Chardin (1881 – 1955, paleontólogo, monje Jesuita y filósofo)

Para reflexionar
Aquí estoy para hacer tu voluntad
Para que mi amor sea decir que SI
Hasta el final
.
De la canción «En Mi Getsemaní», del P. Eduardo Meana
La espiritualidad nos ilumina el camino
El que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí.
El que no toma su cruz y me sigue detrás no es digno de mí
.
Mt 10,37

Percibo que tu alma dice a mi alma:
Voy a encarnar como tu hijo y voy a desencarnar pronto para que puedas vivir una experiencia que te ayude a DESPERTAR y CRECER.

viernes, 17 de agosto de 2012

La raíz de la violencia

Gracias a sus investigaciones sobre la infancia, Alice Miller ha comprendido que la violencia ejercida sobre los niños conduce a la violencia global que reina en el mundo entero, sobre todo si se empieza a pegar a los niños en los primeros años de su vida, justamente en el momento en el que se construye su cerebro.

La raíz de la violencia
por Alice Miller 2008

Hace ya varios años que está científicamente comprobado que los efectos devastadores de los traumatismos infligidos a los niños repercuten inevitablemente sobre la sociedad. Esta verdad concierne a cada individuo por separado y debería –si fuese suficientemente conocida– llevar a modificar fundamentalmente nuestra sociedad, y sobre todo a liberarnos del crecimiento ciego de la violencia. Los puntos siguientes ilustrarán esta tesis.

-Cada niño viene al mundo para expandirse, desarrollarse, amar, expresar sus necesidades y sus sentimientos.

-Para poder desarrollarse, el niño necesita el respeto y la protección de los adultos, tomándolo en serio, amándolo y ayudándolo a orientarse.

-Cuando explotamos al niño para satisfacer nuestras necesidades de adulto, cuando le pegamos, castigamos, manipulamos, descuidamos, abusamos de él, o lo engañamos, sin que jamás ningún testigo intervenga en su favor, su integridad sufrirá de una herida incurable.

-La reacción normal del niño a esta herida sería la cólera y el dolor. Pero, en su soledad, la experiencia del dolor le sería insoportable, y la cólera la tiene prohibida. No le queda otro remedio que el de contener sus sentimientos, reprimir el recuerdo del traumatismo e idealizar a sus agresores. Más tarde no le quedará ningún recuerdo de lo que le han hecho.

-Estos sentimientos de cólera, de impotencia, de desesperación, de nostalgia, de angustia y de dolor, desconectados de su verdadero origen, tratan por todos los medios de expresarse a través de actos destructores, que se dirigirán contra otros (criminalidad, genocidio), o contra sí mismo ( toxicomanía, alcoholismo , prostitución, trastornos psíquicos, suicidio).

-Cuando nos hacemos padres, utilizamos a menudo a nuestros propios hijos como víctimas propiciatorias: persecución, por otra parte, totalmente legitimada por la sociedad, gozando incluso de un cierto prestigio desde el momento en que se engalana con el título de educación. El drama es que el padre o la madre maltratan a su hijo para no sentir lo que le hicieron a ellos sus propios padres. Así se asienta la raíz de la futura violencia.

-Para que un niño maltratado no se convierta ni en un criminal, ni en un enfermo mental es necesario que encuentre, al menos una vez en su vida, a alguien que sepa pertinentemente que no es él quien está enfermo, sino las personas que lo rodean. Es únicamente de esta forma que la lucidez o ausencia de lucidez por parte de la sociedad puede ayudar a salvar la vida del niño o contribuir a destruirla. Esta es la responsabilidad de las personas que trabajan en el terreno del auxilio social, terapeutas, enseñantes, psiquiatras, médicos, funcionarios, enfermeros.

-Hasta ahora, la sociedad ha sostenido a los adultos y acusado a las víctimas. Se ha reconfortado en su ceguera con teorías, que están perfectamente de acuerdo con aquellas de la educación de nuestros abuelos, y que ven en el niño a un ser falso , con malos instintos, mentiroso, que agrede a sus inocentes padres o los desea sexualmente. La verdad es que cada niño tiende a sentirse culpable de la crueldad de sus padres. Y como, a pesar de todo, sigue queriéndolos, los disculpa así de su responsabilidad .

-Hace solamente unos años, se ha podido comprobar, gracias a nuevos métodos terapeúticos, que las experiencias traumatizantes de la infancia, reprimidas, están inscritas en el organismo y repercuten inconscientemente durante toda la vida de la persona. Por otra parte, los ordenadores que han grabado las reacciones del niño en el vientre de su madre, han demostrado que el bebé siente y aprende desde el principio de su vida la ternura, de la misma manera que puede aprender la crueldad.

-Con esta manera de ver, cada comportamiento absurdo revela su lógica , hasta ahora ocultada, en el mismo instante en que las experiencias traumatizantes salen a la luz.

-Una vez conscientes de los traumatismos de la infancia y de sus efectos podremos poner término a la perpetuación de la violencia de generación en generación.

-Los niños, cuya integridad no ha sido dañada, que han obtenido de sus padres la protección, el respeto y la sinceridad necesaria, se convertirán en adolescentes y adultos inteligentes, sensibles, comprensivos y abiertos. Amarán la vida y no tendrán necesidad de ir en contra de los otros, ni de ellos mismos, menos aún de suicidarse. Utilizarán su fuerza únicamente para defenderse. Protegerán y respetarán naturalmente a los más débiles y por consecuencia a sus propios hijos porque habrán conocido ellos mismos la experiencia de este respeto y protección y será este recuerdo y no el de la crueldad el que estará grabado en ellos.

Alice Miller 2008

A través de sus investigaciones sobre la realidad de la infancia, Alice Miller nos muestra que maltratar a los niños produce no solamente niños desgraciados y perturbados, adolescentes destructores y padres que maltratan sino también una sociedad perturbada que funciona a menudo de una forma extremadamente irracional.

La autora ha observado que es el miedo infantil hacia los padres el que empuja al adulto a maltratar a los niños o a aceptar vivir con graves enfermedades, minimizando totalmente la crueldad de sus propios padres.

A pesar del aspecto trágico de su descubrimiento, éste aporta opciones optimistas ya que abre la puerta de la consciencia, a la percepción de la realidad del niño y al mismo tiempo a la liberación del miedo infantil del adulto y de sus efectos destructores.

El maltrato infantil nunca se olvida:


miércoles, 15 de agosto de 2012

martes, 14 de agosto de 2012

Mi Testimonio: camino de retorno al verdadero Amor

 «Tienes que seguir rompiendo tu corazón, hasta que se abra».Rumi
Un día como hoy, a mis 31 años, fui intervenida quirúrgicamente a corazón abierto.¡Bendita enfermedad que me hizo Despertar y Crecer a una nueva Vida!
Mensajera de la Vida, me mostraste mi des-conexión con nuestro verdadero Ser y me indicaste amorosamente el Camino de retorno al Amor del Creador.
Gracias Corazón mío por soportar y re-vivir…
🙏Gracias Gracias Gracias🙏
Por brindarme una nueva oportunidad… la aprovecharé y daré frutos…
Este es un mes muy significativo para mi, pues es el aniversario de fallecimiento de mi 2º hijo Ricardo Sebastián. No es casual que esto se haya dado de esta manera, pues quienes empezamos a mirar con nuevos ojos nuestra existencia, observamosestas coincidencias en las fechas, vemos cómo vivencias que no fueron sanadas porque eran dolorosas, una vez miradas y aceptadas como parte del camino, se transforman en una gran bendición de apertura de consciencia para volver al Amor, a la verdad.
¡Dios siempre nos está esperando, somos nosotros los que nos alejamos de Él!
Y cuando digo Dios, me refiero al verdadero Dios del Amor, no a ese dios que nos hizo creer el ego, ¡un dios castigador que no existe! Esa loca creencia en el dios castigador es lo que nos enferma y mata.
Me refiero al Dios de la Verdad y del Amor Incondicional, el cual podemos recordar a través del libro Un Curso de Milagros. 
Así escribí mi experiencia aquel 14 de agosto de 1997:
Hola😀 Acá estoy renacida y con un nuevo corazón💜 Ahora hay más lugar en él 💗
Voy a contarles algo de lo que me dejó esta experiencia:
Pude comprender que aunque experimentemos una realidad dolorosa, si la miramos desde otra perspectiva, sin juicio, ni auto compadeciéndonos, encontramos el propósito de esa experiencia, nada es casual…
Y si a raíz de éstas experiencias difíciles, puedes profundizar el diálogo con tu familia, si puedes recibir de otros una mano tendida, si descubres la solidaridad de la que somos capaces, si creces en valor, en esperanza y en amor; entonces agradeces lo difícil, ¡gracias gracias gracias! porque estas vivencias son como los baches en la ruta, te despiertan para que no viajes dormido, ¡y así es!
Estas experiencias nos suceden para que retornemos a la Verdad, revaloricemos lo esencial y dejemos de encandilarnos con lo ilusorio, superficial y secundario. Nos fuerzan a cuestionar por el sentido de la vida, nos obligan a des-programarnos y así, uno mismo aprende a elegir la propia respuesta frente a éstas situaciones, y no a reaccionar de manera automática según los hábitos o la cultura nos dicta.
«Todo es según el cristal con que se mira» Calderon
Cuando miramos con el corazón, sin juzgar, estas vivencias difíciles nos hacen tomar consciencia de la Unidad de la Vida, plantearnos preguntas y buscar respuestas que dejaríamos de lado para vivir sin profundizar; nos conducen a saltar los esquemas y mirar con nuevos ojos; nos enseña que si nos resistimos a comprender el mensaje, es una lucha inútil e insoportable; que hay que disfrutar de todo pero sin apegarse a nada ni nadie, porque es el apego el que nos provoca el miedo, y vivir desde el miedo es el infierno…lo difícil nos ayuda a salir del olvido de nuestro verdadero Ser, uno con Dios.
Si abrimos nuestro corazón a Dios y nos entregamos a su Divina Voluntad, El nos regala la luz, el valor y la fortaleza para retornar a la Verdad: el Amor, la Unidad de toda su Creación. ¡Gloria a Dios!
El Creador quiere nuestra perfecta felicidad, somos nosotros los que nos alejamos de Él, caemos en la ilusión y terminamos enfermos al alejarnos de la Verdad.
¡Somos inocentes! por el falso supuesto del dios castigador nos alejamos del Creador por miedo al castigo. ¡Pura mentira que ya podemos VER y LIBERARNOS de tal demencia! Nunca estuvimos separados del amor incondicional de nuestro Padre; solo fue un sueño loco que podemos ya mismo dejar atrás y mirar la Luz delante que nos guía siempre.
La sanación es el retorno a la Unidad: el Amor eterno, infinito, incondicional que une toda la creación. 
¡Gracias Padre por la nueva vida! Ahora la tomo en su plenitud, en el recuerdo que venimos para servir con amor; uniendo siempre nuestra voluntad a la Tuya.
¡Bendiciones para todos! Con el recuerdo que somos todos un solo Ser unido al Amor de Dios 💗 y estos son tiempos de retornar a casa, a la Verdad y Unidad con el Creador. 
«Las mejores cosas de la vida son gratuitas; sólo se aprecian cuando están por perderse» 
La enfermedad es el olvido de nuestra unión con el Creador y con todos los aspectos de la Creación. 
Es una oportunidad para despertar y activar el 
recuerdo que «Soy tal como Dios me creó» (UCDM).
Lección 226 del día 14 de agosto, Un Curso de Milagros:
Mi hogar me aguarda. Me apresuraré a llegar a él.
Puedo abandonar este mundo completamente, si así lo decido. No mediante la muerte, sino mediante un cambio de parecer con respecto al propósito del mundo. Si creo que tal como lo veo ahora tiene valor, así seguirá siendo para mí. Mas si tal como lo contemplo no veo nada de valor en él, ni nada que desee poseer, ni ninguna meta que anhele alcanzar, entonces ese mundo se alejará de mí. Pues no habré intentado reemplazar la verdad con ilusiones.
Padre, mi hogar aguarda mi feliz retorno. Tus Brazos están abiertos y oigo Tu Voz. ¿Qué necesidad tengo de prolongar mi estadía en un lugar de vanos deseos y de sueños frustrados cuando con tanta facilidad puedo alcanzar el Cielo?

Te comparto esta oración que me entregaron la noche previa a la cirugía y que transformó mi Vida:

domingo, 12 de agosto de 2012

Salir de los muros que hemos construido...

Salir de los muros que hemos construido requiere:


-tomar consciencia de nuestro estado actual y 


-una firme decisión: recordar quien soy en verdad.




A Mayor Consciencia de Nuestro Mundo Interior = 

Mayor Libertad para Tomar Decisiones.


“NO HAY NADA EXTERNO A TI. Esto es lo que finalmente tienes que aprender, pues es el reconocimiento de que el Reino de los Cielos te ha sido restaurado. Pues eso fue lo único que Dios creó, y Él no lo abandonó ni se separó a Sí Mismo de él. El Reino de los Cielos es la morada del Hijo de Dios, quien no abandonó a su Padre ni mora separado de Él. El Cielo no es un lugar ni tampoco una condición. Es simplemente la consciencia de la perfecta unicidad y el conocimiento de que no hay nada más: nada fuera de esta unicidad, ni nada adentro”. UCDM. T-18.VI.1

Puedes hacer los ejercicios que comparto en este link:

viernes, 10 de agosto de 2012

¿Cómo podemos ser felices o hacer un camino hacia la felicidad?

¿Cómo podemos ser felices o hacer un camino hacia la felicidad?

La felicidad empieza muy temprano, empieza con la madre y se sigue manteniendo en la relación con ella.
El camino de la felicidad se interrumpe cuando perdemos el contacto con la madre, por supuesto también con el padre pero eso está en segundo lugar. Se puede observar, por ejemplo; yo lo hago a veces cuando miro la televisión, miramos a los actores o a los que están hablando, y entonces mi mujer pregunta: "¿Cuál es la relación de éste con su madre?" Se puede ver enseguida, el que está en conexión con su madre brilla, tiene una expresión de alegría y es amado por otros, eso se nota fácilmente.
¿Es reparable la relación con la madre? Ya que para muchos es una relación de conflicto.
Los conflictos son necesarios. Muchas relaciones con la madre están bloqueadas porque tenemos expectativas con respecto a esa persona que va más allá de lo que se puede esperar de un ser humano; y si los padres fueran perfectos, si la madre fuera la ideal, nosotros no seríamos capaces de vivir, no tendríamos la fuerza para vivir. Somos capaces de vivir porque nuestros padres tienen errores. Eso es lo que nos introduce en la verdadera vida, o sea, amamos a nuestros a padres así como son, tal cual como son, y así nos volvemos felices. 
¿Cómo nos preparamos entonces, para ser buenas madres, o ser de las madres que queremos brillar en los ojos de nuestros hijos?
Muy simple: amar a la madre de uno mismo. Ahora tú también brillas... 

Bert Hellinger

miércoles, 8 de agosto de 2012

Al caminar con el Espíritu de la Vida...

"Al caminar con el Espíritu, las diferencias a las que nos

hemos acostumbrado en un primer plano se igualan y

así se superan. Nada puede oponerse al espíritu y

aprisionarlo o estorbarlo. Sopla donde quiere" 

Bert Hellinger


lunes, 6 de agosto de 2012

Cuando nos hemos perdido...

"Cuando nos hemos perdido, esperamos ansiosos que alguien nos pueda conducir de

nuevo al camino del cual nos desviamos" 

Bert Hellinger


«Señor, si eres tú, mándame ir donde tú sobre las aguas»
Mt 14,28

viernes, 3 de agosto de 2012

¿Qué es el alma?

"Qué es el alma verdaderamente, no lo sabemos.

Sin embargo podemos describir sus efectos en la medida en que podemos vivenciarlos y describir algunas de sus leyes o los órdenes que nos dicta.

El vistazo a esos órdenes nos ofrece la posibilidad de seguir al alma, de mantenernos en sintonía con ella y, aunque suene extraño, en sintonía con sus dimensiones cada vez más abarcadoras, de encontrarnos plenamente con nosotros mismos."
Bert Hellinger