lunes, 2 de julio de 2012

Lágrimas de tristeza...

impiden a muchas madres ver a sus hijos


Ante una profunda tristeza, las lágrimas no nos permiten ver alrededor…

Y así, muchas veces, nuestros hijos -que saben lo que nos ocurre verdaderamente en nuestro interior-, se desesperan intentando consolar… Pero como no está dentro de los órdenes de la vida que un hijo consuele a su madre, no lo podrá lograr.
Entonces, asi es como suelen volverse agresivos, introvertidos, arrogantes y/o malhumorados.

Un hijo no puede consolar a su madre… solo pedirle, por favor, que lo/a mire.

Lágrimas de tristeza impiden a muchas madres ver a sus hijos/as…

por favor mamá, mirame, por favor…

Los hijos viven lo que los padres no asumen.
Con lo cual, todo lo que hagamos para sanar nuestro interior,

No hay comentarios: