jueves, 24 de mayo de 2012

Cada uno de nosotros es un milagro de Dios

querido por Él, conocido personalmente por Él.

"Y creó Dios al hombre a su imagen.
A imagen de Dios lo creó. Varón y mujer los creó"
Génesis (1,27)

En el libro del Génesis (1,27) se dice que el ser humano es creado a imagen de Dios, allí se expresa esta verdad: Dios es nuestro Padre, cada uno de nosotros es un milagro de Dios, querido por Él, conocido personalmente por Él. Por Él no somos seres anónimos, impersonales, sino que tenemos un nombre.

"Tus manos me han formado"
Sal. 119,73

Como el salmista, podemos expresar a Dios: "Tus manos me formaron. Tú me has pensado, me has creado y querido".

"Desde que existe, el homo sapiens siempre está en busca de Dios, trata de hablar con Dios, porque Dios se ha inscrito a sí mismo en nuestros corazones". Benedicto XVI

"La oración guiada por el Espíritu Santo, que nos hace decir: "¡Abba! ¡Padre!" con Cristo y en Cristo, nos inserta en el único gran mosaico de la familia de Dios, donde cada uno tiene un lugar y un rol importante, en profunda unidad con el conjunto". Benedicto XVI

"Que ustedes son hijos lo demuestra el hecho que Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que grita en nosotros: ¡Abba!, ¡Padre! "
Gal 4,6

No hay comentarios: