lunes, 30 de abril de 2012

Honrar lo que fue... tal y como fue...


Si nuestros padres o abuelos han tenido un destino difícil, a veces nos pasa que se nos hace difícil poder disfrutar plenamente nuestra vida, porque nos sentimos culpables de tener mejores condiciones de vida que ellos.

¿Qué hacemos entonces?

Honrar el destino de nuestros padres o abuelos tal y como fue, tal y como es, honrar con todo nuestro corazón, para poder, después, dejar el pasado atrás y sacar provecho de la Vida que nos han transmitido, haciéndonos responsables de nuestros logros y errores, asumiendo lo que nos toca en nuestro camino por la Vida.

No hay comentarios: