viernes, 11 de noviembre de 2011

Para lograr una vida plena...

"En el momento en que se expresa la Verdad algo puede cambiar.
Cuando se la tapa, nada puede cambiar"
Bert Hellinger

Bert Hellinger nos enseña que existen dos leyes que permiten el equilibrio de las relaciones familiares:

-La primera de ellas, es que “todo aquel que pertenece a una familia o que ha pertenecido a una familia tiene el mismo derecho de seguir perteneciendo”, por ejemplo, un hijo abortado, o excluido.

-Mientras que la segunda la ley significa que “hay un orden de jerarquía que está en relación con el tiempo de pertenencia a la familia”, es decir, tiene una primacía sobre aquéllos que llegaron más tarde, por ejemplo, los padres tienen un lugar de mayor rango que los hijos, y el hijo primogénito más que el segundo. Hellinger observó que infringir esta ley de jerarquía lleva a la muerte.

Conociendo éstas leyes que gobiernan nuestras relaciones familiares, podemos abrir nuestros ojos, ampliar la mirada y acceder a las múltiples conexiones entre asuntos del pasado y el presente…

-mirar quién ha sido excluido de la vida familiar en el pasado o en el presente;
-quien está ocupando un lugar que tal vez no le corresponda o no le convenga…

Y comenzar a...

-respetar el derecho de pertenencia de todos los integrantes en la familia;
-ocupar el lugar que a cada quien corresponde en la historia familiar.

Cuando alguien ha sido excluido de la vida familiar se rompe el equilibrio, hay un desorden y se producen desajustes, problemas de aprendizaje y dificultades para lograr una vida plena y sana.
Re-integrarlo es la clave... "ahora te veo... tienes un lugar en mi corazón..."

1 comentario:

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la pura e integral belleza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos azules...