jueves, 27 de octubre de 2011

Cuando una persona fue excluida...

"Cuando una persona fue excluida, independientemente de cuales fueron los motivos, otro integrante de la familia será designado para representarla.
Entonces esa persona, un niño por ejemplo, se comporta de modo extraño.
¿Pero por qué?
Porque esa persona mira con amor al excluido y con su comportamiento nos obliga a mirar también con amor a esa persona rechazada y excluida.
Este así llamado comportamiento extraño no es otra cosa que amor por alguien que fue excluido en ese campo"
Bert Hellinger

"Siempre que un miembro de la familia es excluido, apartado u olvidado, la familia o el alma familiar reacciona como si se tratara de una injusticia grave que reclamará la expiación. Así ocurre, por ejemplo, en el caso de una persona que por razones morales es considerada indigna de pertenecer a la familia; o cuando alguien ocupa el lugar de un miembro de la familia como si pudiera reemplazarlo; o cuando ya no se quiere saber nada de un miembro de la familia porque su destino causa temor o dolor; o aun cuando tan sólo se le olvida, por ejemplo, en el caso de un hijo que murió durante el embarazo. El alma no tolera que nadie sea considerado más grande o más pequeño, mejor o peor"
Bert Hellinger

¿Quién es el excluido en un sistema familiar? aquel que no es respetado, honrado, valorado o tomado en cuenta.


Tomo en mi corazón todo lo que rechazo...
De ese modo encuentro el camino al amor a todo y a todos...

¡Bendito el que viene en nombre del Señor!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

GRACIASSSSSSS !!!!!!!!!!!!!!!!!
Gracias por todo lo que haces y lo mucho que me estás ayudando a encontrar paz dentro mío.
Un abrazo grande !!!!!!!!!
Lau.

María Guadalupe Buttera dijo...

te deseo lo mejor para vos LAURA!!!