martes, 28 de junio de 2011

¿Quién es el que puede calmar las tormentas de los corazones de los hombres?

Dios, que habita en lo profundo de nuestro corazón

¡Qué significativo el evangelio de hoy!

Mt 8,23-27:
En aquel tiempo, Jesús subió a la barca y sus discípulos le siguieron.
De pronto se levantó en el mar una tempestad tan grande que la barca quedaba tapada por las olas; pero Él estaba dormido.
Acercándose ellos le despertaron diciendo:
«¡Señor, sálvanos, que perecemos!».
Díceles: «¿Por qué tenéis miedo, hombres de poca fe?».
Entonces se levantó, increpó a los vientos y al mar, y sobrevino una gran bonanza.
Y aquellos hombres, maravillados, decían: «¿Quién es éste, que hasta los vientos y el mar le obedecen?»

En nuestro cuerpo se levanta una tormenta cuando las emociones nos des-bordan.
Y así, nuestra barca (cuerpo) queda tapada por las olas (emociones):

"De pronto se levantó en el mar una tempestad tan grande que la barca quedaba tapada por las olas; pero Él estaba dormido(Mt 8,24)

Cuando tomamos conciencia que nos estamos hundiendo, porque Él está dormido, clamamos:

-«¡Señor, sálvanos, que perecemos!» (Mt 8,25)

Y nuestro maestro ahi nos dice:

-«¿Por qué tenéis miedo, hombres de poca fe?»

«se levantó, increpó a los vientos y al mar, y sobrevino una gran bonanza» (Mt 8,26).

Cuando nos conectamos con la Fuente de la Vida que mora en nuestro interior, y despiertos sintonizamos con ella, "sobreviene una gran bonanza" (Mt 8,26) en nuestro interior, nuestras emociones se calman, estamos en paz y maravillados observamos cómo "hasta los vientos y el mar obedecen". (Mt 8,27).

-Puedes profundizar esta reflexión en el libro "Madurando Nuestros Apegos". Ed. San Pablo, 2008.
-Para aprender a trabajar nuestras emociones te recomiendo: "Nuestra Vida Emocional" y "Transformando Nuestros Sentimientos".
Todos ellos de la colección Salud Integral, Editorial San Pablo. Autores: Maria Guadalupe Buttera y Dr. Roberto F. Ré:
http://www.san-pablo.com.ar/libreriavirtual/advanced_search_result.php?keywords=buttera&osCsid=kh86g2c01ublk41tmt67j8tpq6

¡Adelante! ¡Que la Vida mira hacia adelante!

"Si no tenemos paz dentro de nosotros,
de nada sirve buscarla fuera"
Francoise de la Rochefoucauld

1 comentario:

Anónimo dijo...

ERES UNA GRAN MUJER DE LUZ,TUS PALABRAS SON BALSAMOS.
UN BESO.