viernes, 24 de junio de 2011

25 de junio: día del Psicólogo Social en Argentina.

La Escuela de Psicología Social (1) como formadora de pensadores creativos.

He sido formada en esta bella profesión, y gracias a lo aprendido a través del estudio de los conceptos que allí se transmiten del Psiquiatra Enrique Pichón Riviére (2) , Ana Quiroga, Alfredo Moffat, Joaquin Pichon Rivière, Fernando Fabris y otros seguidores de Pichón que han enriquecido su teoría, puedo decir que ha significado para mí un encuentro con ese vasto mundo interior que tenemos los seres humanos, fuente de creatividad y sabiduría; el cual no es tenido en cuenta en el sistema educativo.

El sistema educativo estimula a los jóvenes para que conozcan el mundo externo y no el mundo intrapsíquico, poniendo el acento en el logro de las mejores notas, cuando para la vida, es mucho más importantes la creatividad, la valentía, el desarrollo de un pensamiento propio, el aprendizaje de gestar y sostener vínculos sanos, profundos, ricos.

Personalmente, he experimentado cómo esta enseñanza original y abierta propuesta por EPR (y transmitida a través de algunas Escuelas de Psicología Social), uniendo práctica y teoría, posibilita que los alumnos perciban que ellos también pueden crear, que no son solamente consumidores de conocimiento. Lo cual se logra, entre otras cosas, gracias a su metodología de “enseñaje” (4) a través de “grupos operativos” para trabajar y trabajar-se. Donde uno aprende junto con otros, en una ronda y no uno detrás de otro como en la eduación tradicional, comparte, aprende a escuchar al otro, a ponerse en su lugar para comprender, la evaluación del proceso no es unidireccional, sino que se evalúa todo el sistema, es decir, no solo los docentes a los alumnos, sino los alumnos a los docentes también, los alumnos entre sí, los coordinadores, la institución, todos los roles que intervienen en el proceso de aprendizaje.

Qué necesario es que el sistema educativo incorpore espacios para la reflexión, para pensar y pensar-se junto con otros, éstos aspectos esenciales para enfrentar los desafíos que la vida nos presenta, y salir del obsoleto modelo que cierra la mente de las personas y desde la escuela infantil a la universidad forma una masa de repetidores de información en lugar de pensadores creativos, capaces de ver el mundo multidimensionalmente, de abordar los problemas sociales desde varios ángulos y, por tanto, de dar respuestas inteligentes a estos conflictos.

El Dr. Enrique Pichón Riviere creó la Escuela de Psicología Social para volver a crear en el individuo plasticidad (adonde no la había), adaptación activa y una capacidad transformadora, tanto hacia adentro (mundo interno) como hacia afuera (mundo externo). Con el otro y junto al otro.

Su metodología es un modelo donde los alumnos desarrollan habilidades como la creatividad y el sentido crítico a través del desarrollo de dinámicas y debates semanales sobre las diferentes temáticas que se abordan en la formación profesional. Una formación que conduce al individuo a reflexionar sobre los valores, las normas, creencias y a desarrollar estructuras de cooperación y solidaridad.

Mi paso por esta formación profesional (5) (1998-2002) ha sido esencial en mi proceso personal de Despertar y Crecer, de allí, mi gratitud al Dr. E.Pichòn Rivière y a todas las personas que hacen posible que esta escuela continúe con su misión formadora de pensadores creativos.

También agradezco especialmente al Psicólogo Social Joaquin Pichon Rivière (3), quien me orientó muy eficazmente a formarme además, como “Counselor” (6) , de acuerdo a mis propias experiencias en el arte de ejercer la Psicología Social.

“Se sostiene que una persona mentalmente sana es aquella capaz de hacer frente a la realidad de una manera constructiva, de sacar provecho de la lucha y convertir a ésta en una experiencia útil, encontrar mayor satisfacción en el dar que en el recibir, y estar libre de tensiones y ansiedades, orientando sus relaciones con los demás para obtener la mutua satisfacción y ayuda, poder dar salida a cierto monto de hostilidad con fines creativos y constructivos, y DESARROLLAR una buena CAPACIDAD de AMAR”
Dr. Enrique Pichòn Rivière.

1 Me refiero a la escuela fundada por Enrique Pichón Riviére en Argentina.
2 http://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Pichon-Rivi%C3%A8re
3 Joaquin Pichon Rivière, Psicólogo social, autor del libro "Enrique & Arminda", sobre los relatos inéditos e íntimos de sus padres Enrique Pichon-Rivière y Arminda Aberasturis, pioneros del psicoanálisis y la psicología social del país.
4 Concepto que se refiere que quien enseña también aprende de los alumnos, es un ida y vuelta, bidireccional.
5 Realicé mis estudios de Psicología Social en el IDEPER, de la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos, institución que otorga título oficial de validez nacional. http://www.ideper.com.ar/
6 Counseling: Consultoría Psicológica: es una Formación Profesional de vanguardia, que habilita para trabajar tanto en la prevención como en la promoción del Bien-Estar personal, familiar, de parejas y el despliegue de las potencialidades que todos los seres humanos poseemos. Es la Teoría del Dr. Carl Rogers y el Enfoque Holístico Centrado en la Persona que introdujo a Argentina el Lic. Andrés Sánchez Bodas, desde la aceptación positiva incondicional, la empatía, el cómo y el para qué, desde el qué me pasa con lo que me pasa. Es una Profesión de ayuda maravillosa! http://www.iasde.com.ar/

2 comentarios:

María Fernanda Paz dijo...

¡Muy felíz día, María, mi psicóloga virtual y biográfica, y amiga del alma!
Y gracias por todo lo mucho que me dás!!!
Un abrazo,
Fer.

María Guadalupe Buttera dijo...

gracias FER querida! cariños! =)