martes, 14 de febrero de 2012

Celebrando el AMOR en sus diferentes expresiones

¡Comenzando por uno mismo!

Llega el mes de febrero con su día del amor y vemos la publicidad de productos que dictan que lo que se festeja es el amor de pareja.
En los anuncios se escuchan mensajes de todo lo que una pareja significa; y los mensajes implícitos que van dejando son:
. El tener una pareja es lo que da la felicidad.
. Si tienes pareja eres alguien.
. Busca una pareja ahora.
. Como vas a saber lo que es el amor si no tienes pareja.
. El tener pareja te permite experimentar el amor.

Claro que es hermoso tener una buena pareja, pero, ¿qué sienten aquellos que hoy no la tienen? Por ello, ¡cuidado! no dejemos que los mensajes publicitarios rijan nuestras creencias y significados, en este caso, de lo que es el amor.

Porque el amor se expresa de diferentes maneras: amor a los padres, amor a uno mismo, amor de pareja, amor a los hijos, amor a los amigos, etc.

Un amor nunca mencionado y sin fecha de celebración es el AMOR A UNO MISMO, y resulta que es la base sobre la cual se asienta el amor sano en sus diferentes expresiones. ¡Pues nadie puede dar lo que no tiene!
El amor a uno mismo definido de manera simple como consideración o estima de uno mismo, resulta ser el más abandonado al momento de "celebrar" al amor.

Y es que no sé por qué se nos ha enseñado a querer y pensar primero en los demás y luego en uno mismo. Sacrificarnos por los demás, darles lo que desean, sin nunca pensar en nuestro bienestar tanto físico como emocional nos aleja del cuidado de sí mismos, nos aleja de amor a uno mismo, base de todos los demás.

El amor a uno mismo no es sinónimo de egoísmo. El amor a uno mismo afecta la manera en que confiamos en otros, nuestras relaciones, trabajos y todos los aspectos de nuestras vidas.
Es desde nutrir un sano amor por uno mismo, estando cómod@s y alegres, desde donde podremos dar amor sano y maduro a otros.

¿Cómo nutrirlo?

Cuando tenemos una pareja le demostramos amor de muchas maneras: pensando en él/ella, haciendo pequeñas cosas que le complacen y que le indican que l@ amamos, etc.
Todo esto que haces por una pareja que permite estrechar y fortalecer tu relación ¡hazlo por ti mismo!
Cuídate, responde a tus necesidades reales, date gustos y disfruta de tu compañía en soledad productiva.
Piensa en cosas agradables que te gusta hacer y llévalas a cabo.
. Siéntate en tu lugar favorito y disfruta el sol.
. Cómprate ese libro que te gustó.
. Date tiempo para disfrutar momentos con amistades verdaderas.
. Date un baño suave y calentito.
. Piensa en diversas formas en las cuales disfrutas tu compañía.
. Realiza actividades que te hagan sentir bien contigo mismo.

¡Adelante!

El sano amor a uno mismo nos da la fuerza y flexibilidad para tomar las riendas de nuestras vidas, permitiéndonos aprender de nuestros errores sin sentirnos rechazad@s.

A lo largo de la vida llegarán y se marcharán personas que nos permitirán experimentar diversos sentimientos positivos y negativos.

Pero recuerda que somos cada una de nosotr@s quienes caminamos, crecemos, y estamos siempre en nuestras propias historias de vida.

No esperes a tener pareja para festejar. ¡Celebra el amor a ti mismo y disfruta la vida!

«Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con todo tu espíritu,
y a tu prójimo
como a ti mismo»
Lc 10,27

1 comentario:

Anónimo dijo...

Guadalupe: Muy lindo el escrito. Y muy importante lo que decis. Gracias por las palabras!
Patricia