miércoles, 20 de julio de 2011

Amistad entre mujeres = ¡Salud!

He recibido este texto por mail y me encantó! lo comparto porque coincido plenamente y desde mi propia experiencia, con lo que expresa:
La última disertación iba sobre la conexión mente-cuerpo -la relación entre el estrés y el malestar físico.

El orador (jefe de psiquiatría en Stanford) dijo, entre otras cosas, que una de las mejores cosas que un hombre puede hacer por su salud es relacionarse con una mujer, mientras que una mujer, la mejor cosa que puede hacer por su salud es cultivar su relación con sus amigas.

Al principio, todo el mundo se rió... pero hablaba en serio.

Las mujeres conectan entre ellas de manera diferente y se proporcionan sistemas de apoyo que las ayudan a lidiar con el estrés y las experiencias difíciles de la vida.

Físicamente, esta cualidad "tiempo para las amigas" las ayuda a fabricar más serotonina, un neurotransmisor que ayuda a combatir la depresión y puede producir una sensación general de bienestar.

Las mujeres comparten sus sentimientos, mientras que los hombres a menudo se relacionan en torno a actividades.

Ellos raramente se sientan con un amigo a hablar de cómo se sienten acerca de cualquier cosa, o cómo va su vida personal. ¿Trabajo? Sí. ¿Deportes? Sí. ¿Coches? Sí. ¿Pesca, caza, golf? Sí. Pero ¿sus sentimientos? Muy pocas veces.

Las mujeres lo hacen todo el tiempo. Comparten eso con sus hermanas y compañeras, amigas y evidentemente, es muy bueno para su salud.

El orador dijo que dedicar tiempo a estar con una amiga es tan importante para la salud general como ir al gimnasio.

Hay una tendencia a pensar que cuando están "haciendo ejercicio" benefician el cuerpo, pero que cuando están hablando con amigas, están perdiendo el tiempo y deberían estar ocupadas de forma más productiva. No es cierto.

De hecho, dijo que el no crear y mantener relaciones personales de calidad, con otros seres humanos, ¡¡es tan nocivo para la salud física como fumar!!

Por lo tanto, cada vez que estés charlando con una amiga, date unos golpecitos en la espalda y felicítate por estar haciendo algo útil para tu salud. De hecho, las mujeres son muy, muy afortunadas.

¡Brindemos por la amistad con las amigas!

«Sabedlo bien: hay un algo santo, divino, escondido en las situaciones más comunes, que toca a cada uno de vosotros descubrir (…); o sabemos encontrar en nuestra vida ordinaria al Señor, o no lo encontraremos nunca»
San Josemaría

1 comentario:

Anónimo dijo...

QUERIDA MARY: REALMENTE ERES UN SER ESPECIAL,ERES UN INSTRUMENTO DEL SER SUPERIOR PARA TRANSMITIR ,ENSENAR Y ALIVIAR LAS CARGAS DEL SER HUMANO.
TE QUIERO MUCHO Y DESDE MI ALMA TE DESEO TODO LO MEJOR.

FELIZ DIA AMIGA!!!!!!!!! Carina