lunes, 24 de enero de 2011

Las situaciones por resolver...

nos conectan con el poder que anida en nuestro interior






Las situaciones por resolver nos conectan con el poder que anida en nuestro interior y de allí emergen las fuerzas necesarias y suficientes para resolverlas con éxito. 


La clave es afrontarlas con valor y fe que Dios está siempre con nosotros. 


Cuando la situación es muy difícil, una técnica muy efectiva es invocar a Dios.


Un ejercicio para ir hacia adentro y remover lo que no es real.

Siéntate quieto y derecho. 
Cierra tus ojos suavemente.
En silencio, interiormente, empieza a repetir tu palabra.
Personalmente, utilizo "ven Jesús" o "ven Espíritu Santo"
Escúchala mientras la dices, de una forma gentil y continua. 
No pienses o imagines otras cosas, ni espirituales ni nada más.
Si te llegan pensamientos o imágenes, estas son solo distracciones que ocurren durante la meditación, entonces, simplemente, regresa a repetir tu palabra. 



El pueblo que habitaba en tinieblas

 ha visto una gran luz. 

Mt 4,16

No hay comentarios: