martes, 28 de diciembre de 2010

¡Cuidado con el juicio y el auto-castigo!

Porque es un lento suicidio

El auto castigo es una de las principales causas de conflictos,confusión,
sufrimiento y problemas de salud.

Cada vez que tenemos un juicio negativo sobre cualquier aspecto de nosotros (físico, emocional, mental) estamos emitiendo un mensaje que hay algo errado o fallado en nuestra persona.

Así, nuestra mente y nuestro cuerpo se colocan en "estado de alerta"; y comienzan a buscar en la memoria (que tiene información de varias generaciones atrás) algo que de cuenta de aquello que se lo acusa.

De esta manera se trae al presente y se revive alguna información que dice que “hay algo errado en mí”.

Así, esa tendencia a la sanación natural que tiene el ser humano, queda obstaculizada a través de la mente acusadora, tan común en nuestra cultura occidental.

Por ello, cada vez que te acusas, juzgas o auto castigas a ti mismo, estás emitiendo información a tu ser que dice que algo en ti que no es bueno, generando así, condiciones más que suficientes para la infelicidad, enfermedad, tristezas, sufrimientos, etc. ¡Auto juzgarse es un lento suicidio!

Ahora que conoces estos procesos poderosos puedes elegir salir del juicio y auto castigo, y reconocer y valorar la belleza que eres: Hijo de Dios, creado a Su imagen y semejanza.

Para reflexionar
"La auto-condena, en cualquiera de sus formas, es un lugar cómodo para estar cuando no queremos tomar ninguna responsabilidad por lo que nos sucede en nuestra vida. Podemos meditar, entonar cantos sagrados, usar cristales e inciensos, hacer ejercicios especiales o afirmaciones proclamando nuestra divinidad eterna, pero si seguimos condenándonos, nuestro poder interno y liberación serán solamente palabras. Ningún deseo será cumplido si estás en un estado de desaprobación de ti mismo. En ese caso, no puedes esperar abundancia, bienestar interno o buena salud y alegría"
Lynn Grabhorn, en su libro "Disculpa, tu vida te está esperando”

Trabajo Personal
-¿Te castigas a ti mism@?
-¿Estás jugando el juego del juicio y el auto-castigo?
-¿Cómo lo haces?
-¿Cuál es tu diálogo interno?
-¿Cómo te sientes cuando te juzgas?
-¿Cuáles son las sensaciones en tu cuerpo?
-Repite durante el día: Dios está presente en cada momento de mi vida. Mi mente está en el Reino de los Cielos y todo se me da por añadidura.

¿No saben que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?

 1Cor 3,16

Aceptar-se tal cual uno es= DESPERTAR

No hay comentarios: