martes, 2 de noviembre de 2010

Re-Conectando con Nuestro Ser Interior


Ejercicio:
Tómate un momento en el que puedas estar relajado y en silencio.
Cierra tus ojos e imagina un lugar en la naturaleza en el que te sientas cómodo y a gusto.
Puede ser un lugar que tú recuerdes o un lugar imaginario.
Visualízate estando solo/a en ese lugar, sin tener nada que hacer y sin que haya nadie con quien hablar. Respira lentamente. Haz una lista de los sonidos que hay en el lugar; de los olores y de la atmósfera que te rodea.

Trae atención a tu cuerpo.

-¿Cómo se siente tu cuerpo en ese lugar?

-¿Cómo está tu mente?

Respira lentamente y disfruta del lugar.

Quédate allí por un momento. Tomate tu tiempo.

No hay apuro...

Ahora, observa si has experimentado tu ser interior.

¿Cómo lo sabes? Busca cualquier sensación de paz, amor, gozo, libertad, liviandad, expansión o amplitud.

Si la encuentras es probable que hayas comenzado a recordar tu verdadero ser.

RECUERDA:
Eres Hijo de Dios, creado a Su imagen y semejanza.

La Verdad habita en tu interior.
¡Adelante!

Repite esta Frase Poderosa:
Soy hijo/a de Dios y he sido amorosamente dotado/a de todo el Amor, la paz y la dicha del Creador.

Esta flor es para ti Ü

No hay comentarios: