sábado, 2 de octubre de 2010

LOS SIETE HÁBITOS...

DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA

Síntesis de libro de Steven covey



Los siete hábitos de las personas altamente efectivas, materializan mucho de los principios fundamentales de la efectividad humana. Estos hábitos son básicos y primarios. 
Representan la internalización de principios correctos que cimientan la felicidad y el éxito duraderos.
Básicamente, nuestro carácter está compuesto por nuestros hábitos. 
"Siembra un pensamiento, cosecha una acción; siembra una acción, cosecha un hábito. Siembra un hábito, cosecha un carácter; siembra un carácter, cosecha un destino", dice el proverbio.
Los hábitos son factores poderosos en nuestras vidas. Dado que se trata de pautas consistentes, a menudo inconscientes de modo constante y cotidiano expresan nuestro carácter y generan nuestra efectividad ........ o inefectividad..

PRIMER HABITO: Sea proactivo. No significa sólo tomar la iniciativa. Significa que, como seres humanos, somos responsables de nuestras propias vidas. Nuestra conducta es una función de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones. Tenemos la iniciativa y la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan.

SEGUNDO HABITO: Empiece con un fin en mente. Consiste en empezar hoy con la imagen, el cuadro o modelo de vida como marco de referencia o criterio para el examen de todas las otras cosas. Cada parte de su vida (la conducta de hoy, la de mañana, la de la semana que viene...) puede examinarse en el contexto del todo, de lo que realmente a usted le importa más. Es tener claro hacia donde dirijo mi propia vida.

TERCER HABITO: Establezca primero lo primero. Es el ejercicio de la voluntad independiente. Es la puesta en práctica de manera incesante, momento a momento. Este hábito hace posible la auto-administración efectiva. Se trata de la capacidad para tomar decisiones y elegir, y después actuar en consecuencia.

CUARTO HABITO: Pensar en ganar, ganar. Es una filosofía total de la interacción humana. Los modelos alternativos son gano/pierdes, pierdo/ganas, pierdo/pierdes.
Ganar/ganar, es una estructura de la mente y el corazón que constantemente procura el beneficio mutuo en todas las interacciones humanas. Significa que los acuerdos o soluciones son mutuamente benéficos, mutuamente satisfactorios. Con una solución de ganar/ganar todas las partes se sienten bien por la decisión que se tome y se comprometen con el plan de acción.

QUINTO HABITO: Procure comprender y luego ser comprendido. De esta manera puede obtener información precisa y llegar rápidamente al núcleo de las cuestiones. Se brinda a las personas la atención que ellas necesitan y se les prepara para escuchar y comprender también. Cuando más profundamente comprendemos a las otras personas, más las apreciamos, más respeto sentimos por ellas.

SEXTO HABITO: La sinergia. Sencillamente significa que el todo es más que la suma de sus partes. La sinergia está en todas partes en la naturaleza. Si uno planta juntos dos vegetales, las raíces se entremezclan y mejorar la calidad del suelo, de modo que las dos plantas crecen mejor que si estuvieran separadas.
El desafío consiste en aplicar en nuestras interacciones sociales los principios de la cooperación creativa que nos enseña la naturaleza.
La esencia de la sinergia consiste en valorar las diferencias: respetarlas, compensar las debilidades, construir sobre las fuerzas.
Las diferencias pueden ser fuente de formas de vida y estimulantes, de un ambiente que permita la realización de todas las personas, que nutra la autoestima y la autovaloración que cree oportunidades para que cada uno madure en la independencia y después, gradualmente en la interdependencia.
Cuando uno se comunica con sinergia, simplemente abre su mente, su corazoón y sus expresiones a nuevas posibilidades, nuevas alternativas, nuevas opciones.

SEPTIMO HABITO: Afile la sierra. Este es un hábito que significa preservar el bien más valioso que usted posee: Usted mismo. Significa renovar las cuatro dimensiones de su naturaleza: la física, la espiritual, la mental y la social/emocional.
Afilar la sierra, significa básicamente dar expresión a las cuatro motivaciones. Supone ejercer las cuatro dimensiones de nuestra naturaleza regular y congruentemente, de manera sabia y equilibrada.
Esta es la inversión más poderosa que está a nuestro alcance en la vida: la inversión en nosotros mismos, en el único instrumento con que contamos para vivir y realizar nuestro aporte y para ser efectivos debemos reconocer la importancia de dedicar tiempo regularmente a afilar la sierra en las cuatro dimensiones: Física, mental, espiritual y emocional
El logro de la Unidad con nosotros mismos, con nuestros seres queridos, con nuestros amigos y compañeros de trabajo, es el fruto superior y más delicioso de los siete hábitos.
Construir un carácter de integridad total y vivir una vida que cree tal unidad no es algo fácil, pero es posible. Comienza con el deseo de centrar nuestras vidas en principios correctos, de romper con los paradigmas creados antes e irrumpir en las zonas cómodas de los hábitos inconvenientes.
SI TRABAJAMOS DE ADENTRO HACIA FUERA, LOS RESULTADOS APARECERAN. LO QUE HACEMOS PERSISTENTEMENTE SE VUELVE MAS FACIL; POR QUE AUMENTA NUESTRA CAPACIDAD PARA REALIZARLA

Observa tus acciones...
se convertirán en tus hábitos

Observa tus hábitos...
se convertirán en tu carácter

Observa tu carácter...
se convertirá en tu destino

1 comentario:

J. Marcos B. dijo...

Un libro ALTAMENTE recomendable. Lo estudié cuando salio y me ayudo mucho en su tiempo. Existe un recopilatorio de las mejores frases de Covey: "Meditaciones diarias para la gente altamente efectiva", muy bueno, porque es importante recordar, y entrenarse practicando.

Un abrazo zen amiga, Namasté.