lunes, 30 de agosto de 2010

Carta de una mamá aborigen...

que conocía y respetaba al Ser que era su niño 

La carta empieza así:

"Estimado señor/señora:
Antes de tomar cargo de la clase donde estará mi hijo, por favor pregúntese lo que usted va a enseñar a los
niños Aborígenes...

Será bien recordarle que nuestros niños son los talentosos intérpretes del lenguaje silencioso, de lo sutil, de la comunicación (no verbal), las expresiones faciales, gestos, movimientos del cuerpo y del uso del espacio personal. Ellos sabrán sus sentimientos y actitudes con precisión infalible, no importa lo cuidadoso que usted arregle su sonrisa o module su voz. Aprenderán en su clase porque los niños aprender involuntariamente.

Lo que aprenderán dependerá de usted. ¿Ayudará usted a mi hijo para que aprenda a leer, o le enseñará que tiene un problema de lectura? ¿Lo ayudará a desarrollar sus dones para resolver problemas o le enseñará que la escuela es el lugar donde uno trata de adivinar qué respuestas el profesor quiere?

¿Aprenderá que el sentimiento de su propio valor y dignidad es válido o aprenderá que tiene que ser siempre lleno de disculpas y "intentar más" porque él no es blanco? ¿Puede ayudarlo a adquirir los dones intelectuales que él necesita sin que al mismo tiempo usted le imponga sus valores por sobre los que ya tiene?

Respete a mi hijo. Es una persona. Tiene el derecho de ser él mismo.

Respetuosamente, Una madre Aborigen"

Extraído de:
http://www.scribd.com/doc/13499001/consejo-para-docentes-de-ninos-indigos

4 comentarios:

Fernanda dijo...

Qué bueno esto, María! Y como si supieras, yo sigo penando por lo que mi pequeña Guadalupe pena en el colegio... Y ahora su estrés escolar le hace difícil conciliar el sueño, y seguimos sin saber cómo ayudarla a pesar de amarla tanto, sabiendo todo lo que maestra ignora de mi hija, todo lo que se espera absurda y lamentablemente de los niños, y todo lo que los niños aprenden de esas expectativas a las que no logran llenar simplemente porque son niños. Esta carta yo ya la escribí, y la sigo escribiendo en mi mente todas las semanas, pero no puedo cambiar al sistema.¡Cuánta frustración!
Te mando un beso grande,
Fer.

María Guadalupe Buttera dijo...

hola FER!!! es verdad... lo bueno es que ya ha comenzado a moverse un poco esto... hoy veo q cada vez son más las personas q trabajan para cambiar la educación...obsoleta para las nuevas generaciones...
cariños FER!

Fernanda dijo...

Qué bueno que por lo menos alguien con sentido común, sabiduría de vida y conocimientos sobre la naturaleza humana me haga sentir que digo la verdad! Gracias, María!
Fer.

María Guadalupe Buttera dijo...

Fer... ahi subi in video sobre el tema... Ü