domingo, 17 de junio de 2012

Los hijos adquieren fuerza gracias al padre

"No hay ninguna necesidad más grande en la niñez que la de la protección de un padre"
Sigmund Freud

por Bert Hellinger*

¿Qué significa patriarcado?

Es una acción desesperada de los hombres.

Porque las mujeres son las más significativas.

¿Qué hace el hombre entonces?

Sirve a la mujer, con amor.

¿Y las mujeres? Siguen al hombre, con amor.

El hombre adquiere importancia si la mujer le respeta.

Entonces tiene importancia.

Hay muy pocas mujeres que realmente respeten al hombre, porque se creen mejores.

Entonces, le quitan al hombre los hijos y dicen: yo lo puedo hacer sola.

Eso tiene consecuencias graves para los hijos y la mujer.

¿Qué sucede con la mujer?

Queda solamente como mujer.

Lo que el hombre ofrece como fuerza y el modo como él introduce los hijos al mundo, eso se pierde.

Cuando un hijo mira al padre y junto al padre se encuentra un representante para el mundo, entonces el hijo puede mirar al mundo.

Así, puede salir del ámbito de la madre y es introducido al mundo por el padre.

Sin padre, el hijo pierde la conexión con el mundo.

Sin padre, el hijo es inadaptado a la vida.

Los hijos adquieren fuerza para actuar de manera autónoma gracias al padre.

¡Creo que repuse el honor de los padres!

"El hijo que permanece con la madre, atado por la madre, 
pierde el vínculo con el mundo. 
Porque el niño es introducido al mundo por el padre, 
que le hace traspasar los límites de la familia para entrar al vasto mundo. 
Este proceso debe comenzar temprano"

*Bert Hellingert, filósofo alemán, creador una filosofía que coloca nuevas bases para aspectos esenciales de las relaciones humanas y permite superar muchas limitaciones de nuestro amor.

"Padre" se escribe con "P" de "Presencia"

¡FELICIDADES A TODOS LOS PADRES!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

madre de diós!!!!!! que gente tan fanática hoy en día y diciendo que las mujeres se creen mejores, que son los hombres los que no son respetados...
No son los hombres los que mueren a manos de sus maridos todos los días.

María Fernanda Paz dijo...

Cada día me gusta más Bert Hellinger, querida María: hay que animarse a decir verdades que pueden sonar "políticamente incorrectas" desde la luz de tu nombre, y no desde la sombra cobarde del anonimato, ¿no te parece? Por eso me gusta Hellinger, porque él, como vos y como yo, con todas nuestras falencias y sin creer tener la verdead tomada por el puño, sino dando nuestra humilde y honesta visión de la realidad, VIVIMOS EN LA LUZ Y EN LA PRESENCIA.
¡Feliiz Día del Padre para vos y los tuyos!
Cariños de Fer.

María Guadalupe Buttera dijo...

gracias FER!!! felicidades a vos y los tuyos!!!