miércoles, 30 de marzo de 2011

Las dificultades y contrariedades

Son oportunidades para la manifestación de la Luz y la Verdad
 

Podemos elegir considerar las dificultades y contrariedades, como oportunidades para la manifestación de la Luz y la Verdad, medios e instrumentos del bien que, por medio de ellos, puede ser exteriorizado.

Una actitud alegre, más allá de las circunstancias de la vida, nos vuelve más creativos, eficientes y amorosos.

Cuando podemos ACEPTAR Y TOMAR LA VIDA con sus aspectos que nos agradan o desagradan, serena y alegremente, sin lamentos y sin dejarnos avanzar por el des-contento, algo bueno y al servicio de la Vida podrá manifestarse.

Y no se trata de “resignarse”, sino de comprender que las mismas dificultades y contrariedades son oportunidades para la manifestación de la Luz Interior; y podemos elegir cooperar con ellas como medios e instrumentos a través de los cuales el bien puede exteriorizarse.

Claro que para lograrlo no solo será necesaria una actitud positiva y alegre, sino además, una actitud de activa Benevolencia y Amor, que parte de la creencia que "Todo es para Bien de los que aman a Dios" (Rom 8, 28).

En síntesis, podemos aprender a dar 
la bienvenida a todo lo que la Vida nos presenta, ejercitando el discernimiento que des-enmascara la ilusión de la apariencia, y evidencia la Verdad que Todo es para Bien.

Y recordemos que todo des-contento es una nube que se forma sobre el límpido cielo de nuestro ser, un obstáculo  para la  manifestación de la Luz que todos llevamos en nuestro interior.

¡ADELANTE! ¡A ILUMINAR CON TU LUZ!


Dando la bienvenida a todo lo que la Vida presenta, ejercitando el discernimiento que desenmascara la ilusión de la apariencia, y evidencia la Verdad que Todo es para Bien.


Es tiempo ya de salir del paradigma:

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Maria!!!! siempre Muy Oportunas Tus Palabras!!!! Marisa.

María Guadalupe Buttera dijo...

¡Qué lindo! Ü

Fernanda dijo...

Gracias a tu ayuda, finalmente se hizo carne en mí la ACEPTACIÓN, en lugar de la resignación, que me tenía "des-contenta" - ¡cómo me gusta esto que hacés morfológicamente con las palabras!. Celebro esta entrada y, una y mil veces mas, SÍ A LA VIDA!
Muchos cariños,
Fer.

María Guadalupe Buttera dijo...

un "SI" q vamos renovando cada día... personalemente, escribirlo, es una manera de recordármelo a mi misma =)
seguimos compartiendo el Camino...
cariños FER!