martes, 26 de abril de 2011

Los tres escalones del CRECIMIENTO PERSONAL














"Cada tiempo tiene su tiempo.
Empújalo, y será demasiado pronto;
retenlo, y será demasiado tarde.
En el momento correcto, no habrá nada que lo detenga."
Ray Griegg

La vida plantea desafíos
La vida plantea desafíos, pero lo importante es como vemos nosotros esos desafíos.
Las personas durante nuestra vida, pasamos por tres escalones que podríamos llamar:
“Los 3 escalones del Crecimiento Personal”.
Es común que vayamos transitando por cada uno, con avances y retrocesos, hasta que pegamos el salto cualitativo hacia el nuevo escalón.
Pero hay personas que se quedan detenidas en el 1° o 2° escalón; y el desafío es llegar al tercero.

El Crecimiento Personal es un proceso
Así podríamos definir los tres escalones del a Crecimiento Personal:
1°- SUFRIR
En este escalón es común preguntarse:
-“¿Por qué Dios no se apiada de mi?”,
-“¿Por qué las personas son tan malas?”,
-“¿Por qué me tiene que pasar esto a mi?”.
Esta forma de pensar nos calma momentáneamente la ansiedad y la angustia, pero cierra todas tus posibilidades de crecer.
Si nos detenemos en este escalón, nos vamos encerrando en un círculo vicioso de tristeza, del cual nos resulta muy difícil salir si no pedimos ayuda a personas idóneas.

2°- APRENDER DE LAS DERROTAS
En esta etapa, las preguntas que nos hacemos a nosotros mismos son:
- “¿Qué puedo aprender de esto que me está pasando?”;
-“¿Qué puedo hacer al respecto?”.
Superamos la mentalidad de quedarnos atrapados en el sufrimiento y comenzamos a crecer.
Y así vemos que la vida es aprendizaje.
Pero si nos detenemos acá, en algún punto de nuestra vida nos daremos cuenta que hemos estado pedaleando en el vacío y nos preguntaremos:
-“¿Qué sentido tiene todo lo que estoy haciendo? Algo me falta”.
Si continuamos caminando hacia adelante, con perseverancia, para encontrar la respuesta, habremos avanzado hacia el tercer escalón.

3°- EL PROPÓSITO DE TU VIDA
Llegaremos a ver nuestra vida como una misión de vida que tenemos que llevar a cabo.
Si miramos retrospectivamente 10 años atrás en nuestra vida, podemos ver cómo cada una de las acciones, nos llevaron cuidadosamente al momento que estamos viviendo hoy.
Veremos con claridad que cada persona y circunstancia de nuestro pasado, parecen acomodarse como si fueran piezas de un rompecabezas.
Descubrimos cómo tal adversidad vivida (enfermedad, pérdida de trabajo, duelo, etc.) nos obligó a ir por sendas que ahora estamos muy agradecidos.
Comprendemos que el que tu pareja te haya dejado, te llevó a conocer a la persona con la que actualmente estás felizmente casado hoy.
Cada hecho está ligado con el siguiente.
En esta etapa la pregunta ya es:
-¿Qué puedo darle yo a la Vida?
-¿Cómo puedo servir a la Vida?

Todo está relacionado con todo
Todo está relacionado con todo.
En el momento es como si miráramos un tapiz del lado del revés y no entendemos la figura, pero luego vamos viendo cómo se va formando esa creación, vemos más claramente (clari-videncia), y comprendemos que todo sucede por una razón superior a nosotros, que hay una mano de un Maestro detrás de esa obra de arte que es nuestra propia vida.
Cuando llegamos al tercer escalón, el éxito social es secundario para nosotros, pero paradójicamente, es una consecuencia del mismo.

Recibir y Dar
En el escalón 1 y 2 el enfoque está orientado en recibir.
En el escalón 3, te concentrarás en dar.
La vida pasa a ser una mágica aventura; y vivimos el presente preguntándonos qué tiene que ver determinada persona o circunstancia con nuestra misión.

Para lograr auténtica felicidad
La felicidad auténtica la logramos cuando transitamos el camino y llegamos al 3° escalón.
Allí es donde sabemos que nuestra vida –única e irrepetible- tiene un propósito que solo nosotros podemos llevar a cabo.
Y cuando nos vamos dando cuenta de esto y comenzamos a cuestionarnos, aparecen los maestros para enseñarnos lo que necesitamos aprender, para poder cumplir nuestra misión.
Pueden presentarse en la forma de un amigo, un libro, un niño, un blog =) o una nota en el diario que por arte de magia aparece. No es coincidencia, son señales que hay que aprender a decodificar.
Recibirás pistas a lo largo de tu vida, que te dirán qué hacer.
Sólo mantente alerta, Despiert@ y sigue tu intuición para Crecer en el Amor que Sirve a la Vida.

Y una vida plena
Así que recuerda: sólo cuando estés en el tercer escalón del crecimiento personal experimentarás esa sensación interior de plenitud.
Tu vida tiene un propósito y tu tarea es des-cubrirlo.

¡Despierta para la Vida!
Cuentan que un hombre le preguntaba a su amigo:
- "¿Rezas a Dios?"
Y él le dijo:
- "Sí, todas las noches"
-"¿Y qué le pides?" preguntó,
-"No le pido nada. Simplemente le pregunto en qué puedo ayudarlo"

Y Sirve con Amor =)
Medita en tus responsabilidades ante el mundo y ante Dios.
Realiza tu trabajo sirviendo con amor.

Para reflexionar
Cambiamos nosotros, cambiamos el mundo.

La espiritualidad nos ilumina el camino
"Al ver vuestras buenas obras glorificarán a vuestro Padre celestial"
Mateo 5,16.

«Mujer, ¿por qué lloras?»
Jn 20,15

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por favor me gustaria el email de la sra Maria Guadalupe soy de venezuela

María Guadalupe Buttera dijo...

hola! mbuttera@gmail.com