martes, 3 de mayo de 2011

¿Qué se esconde detrás del deseo de venganza?


La venganza es ciega y se expande como el fuego

“Lo creador sólo mira hacia delante”
Bert Hellinger
Cuando alguien sufre una injusticia
Cuando alguien sufre una injusticia, suele surgir un fuerte deseo de venganza.
Y ese deseo de venganza lo que quiere es que el otro sufra como él, en el fondo lo que quiere es la muerte del otro, su sufrimiento.
Ahora bien, podríamos preguntarnos:
-¿qué le sucede a esa persona con sed de venganza en lo profundo de su alma?,
-¿qué siente si logra vengarse y se vanagloria de ello?,
-¿puede sentirse un ser humano?,
-¿puede amar a otros?,
-¿puede ser feliz?

Se despierta el deseo de venganza
Cuándo un persona se venga de otra de quien considera recibió una injusticia, despierta además, el deseo de venganza en la victima también, generándose así, un círculo de odio que muchas veces ni siquiera se sabe muy bien como empezó.
Además, suele ocurrir que este impulso de venganza no se dirija solo al individuo que se considera responsable por la injusticia y del que se desea vengar, sino que se expanda a otras personas también.

La venganza es ciega y se expande
Entonces, más allá que algunas personas hayan tenido o no que ver con la injusticia, el impulso de venganza suele tomar proporciones sobrehumanas y se expande como el fuego, matando a muchas vidas inocentes que nada tuvieron que ver en el asunto.
De esta manera podemos ver que la venganza es ciega. Porque no ve la consecuencias.

Ojo por ojo y terminamos todos ciegos
Y ¿cómo poner luz a la sed de venganza?
“Ojo por ojo y terminamos todos ciegos”, expresó Gandhi.
Este es el punto: para liberarse del impulso de la venganza hay que comprender profundamente cómo este funciona, y que uno mismo es quien puede quedar incendiado con el fuego que se expande a través de la venganza.
¡Uno mismo e inocentes pueden quedar atrapados sin salida del fuego de la venganza!

En nombre de la justicia se sacrifican víctimas
Muchos se dejan llevar por el impulso de la venganza en nombre de la justicia.
Pero, ¿podrá ser justicia algo que está al servicio de la muerte?, ¿justicia para quién?
¿Puede Dios, creador de toda vida, querer este tipo de justicia que sacrifica víctimas?

La vida sólo puede continuar si hay más vida para todos
Hoy más que nunca se hace necesario que cada uno de nosotros podamos darnos cuenta que la vida sólo puede continuar si hay más vida para todos, más amor para todos, que lo que verdaderamente necesitamos es ser libres y amar.
La peor ceguera es arrogarse el poder sobre la Vida.
El camino es la humildad y la reconciliación, es reconocer que todos somos iguales frente a Dios.

¿Cómo encontrar el camino hacia la vida para todos?
-Despertando y dándonos cuenta que la venganza sirve a la muerte y no a la vida,
-Eligiendo conscientemente servir a la vida de una manera humilde y,
-Honrando la vida, cada vida.

Para reflexionar
La paz llega después del conflicto. Lleva a juntar lo que estaba opuesto. La paz es el buen desenlace de un conflicto, es una solución. Con la paz, comienza la esperanza de que un factor separador haya sido superado, dando a ver un futuro posible. La paz mira hacia delante. Heridas se sanan, muertos se entierran, daños se reparan y donde hubo destrucción, se vuelve a construir
Bert Hellinger

La espiritualidad nos ilumina el camino
Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado, y casa contra casa, cae
Lc 11, 17

"Basa tu vida en el espíritu de conversión. Todo lo demás fluye de ahí - lo que debemos hacer, a donde debemos ir..."
John Main, The Joy of Being

4 comentarios:

María Fernanda Paz dijo...

Necesitaríamos de más Santos como Juan Pablo II para intervenir en los conflictos del mundo,proponer y generar la paz y así poner fin a las guerras.
Muy buena y oportuna entrada: coincido plenamente.
Cariños de Fer.

María Guadalupe Buttera dijo...

asi es Fer, esta es una entrada q habia publicado ya en marzo 2010 y la actualicé xq me pareció pertienente hoy...
cariños!

Yadira Concepcion dijo...

Como se puede eliminar esa sed de venganza para toda la vida si toda la vida te han hecho daño desde muy niña hasta hoy 30años con las personas haciendo mal a uno todos los dias.

María Guadalupe Buttera dijo...

Hola, no se trata de eliminar sino de elaborar lo sucedido, para poder liberarnos del pasado.
Puedes escuchar los audios y hacer de a poco, los ejercicios del link Camino de Liberación, y si deseas acompañamiento personal es posible a través de SKYPE, comunicándote al mail mbuttera@gmail.com
Saludos cordiales!