viernes, 5 de octubre de 2007

¡Libérate de lo viejo!

para dar lugar a lo nuevo

Muchas personas tienen el hábito de guardar objetos inútiles, ropa, zapatos, muebles, y otras cosas del hogar que ya no usan hace bastante tiempo.

¿Qué creencia subyace a estas conductas?
-creen que un día podrán precisar de ellos.
-piensan que en el futuro podrán hacerles falta.

Con lo cual:
-no confían en el mañana, y
-creen que lo nuevo y lo mejor NO son para ellos.

Y así como es con los objetos de afuera, es adentro de sí.
Se guardan broncas, resentimientos, tristezas, miedos, etc.

Es necesario liberar ese espacio de lo viejo, en sus distintas expresiones, para poder dar lugar a lo nuevo que quiere expresarse en nuestras vidas.

Cuando eliminamos lo inútil, la prosperidad fluye.

Así como sucede en la naturaleza, que fuerzas destructoras rompen las formas anquilosadas para gestar nuevas combinaciones, lo mismo sucede con otras formas: psíquicas, culturales y sociales.
Esto trae crisis, incertidumbre, y hasta la sensación que todo ha terminado.
Sin embargo, surgirán nuevas fuerzas creativas, reestructuradoras, que entrarán en acción promoviendo la creación de nuevos estados más evolucionados.

En el cosmos, y nuestra vida como parte de él, destrucción y creación son dos caras de la misma moneda. Entre ellas están las fuerzas conservadoras que permiten estabilizar lo que acaba de surgir.

Mientras carguemos cosas viejas e inútiles, no habrá espacio abierto para las nuevas oportunidades.

Es preciso hacer circular y fluir.

Da lo que no uses más. La actitud de guardar cosas inútiles amarra tu vida.

Libérate de lo que perdió el color y el brillo en tu vida, y deja entrar lo nuevo en tu casa y dentro de tí...

Fluye con la Vida.

Todo lo nuevo siempre es para evolucionar. :)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tal cual, pienso lo mismo... el secreto está en el equilibrio y justo medio.
Anécdota: Cuando mi hijo mayor me ve embolsar ropas, calzados y otros objetos para regalar o tirar, comenta: ¡Cuidado, mamá está aplicando las técnicas del Feng Shui!