martes, 2 de agosto de 2011

El viaje de nuestra vida


Crecimiento personal... No es la primera vez que leemos estas dos palabras juntas, pero... sabemos cuál es su significado? O mejor aún, tiene algún significado "exacto"; "preciso"; o "inequívoco"? O sería mejor preguntarnos ¿qué significa el Crecimiento Personal para cada uno de nosotros?

Podemos decir que, el "Crecimiento Personal", puede ser visto de muchas maneras por cada uno de nosotros (como un árbol que crece, como una persona que aprende, etc...) pero si en algo podemos estar de acuerdo todos, es en lo siguiente: siempre lo vemos como un proceso: es decir, como algo que implica tiempo y que tiene una dirección y un sentido.

Generalmente, cuando hablamos de la dirección de nuestro crecimiento personal, nos referimos a "ir hacia nuestras metas" y, cuando hablamos de sentido pensamos en "el por qué" vamos hacia esas metas.
En definitiva, una metáfora que se adapta perfectamente al crecimiento personal, es la del Viaje.
Podemos decir, entonces, que nuestro crecimiento personal es "el viaje de nuestra vida".

¡Cuantas cosas que involucra un viaje! Elegir el destino, pensar si iremos solos o acompañados, si será más directo o con muchas escalas, cuanto nos costará, qué haremos en cada tramo y qué pasará cuando lleguemos a destino... en fin, un sinnúmero de cosas! Y entre tantas cosas, hay un factor que influye notablemente en nuestro viaje y que nos condiciona durante todo su transcurso: El Equipaje.

Si: el "bendito equipaje"... Tan necesario y tan molesto a la vez! Ese mismo, que debemos "cargar" por todos lados. Ese, que nos hace perder tanto tiempo ordenándolo, el que nos desespera cuando se pierde y el que nunca tiene lugar, para poner todo lo nuevo que adquirimos...

- ¿Quién no ha cargado con una pesada valija, un bolso, o una mochila?

- ¿Quién no se arrepintió de haber llevado algo que nunca usó?

- ¿Quién no maldijo alguna vez su equipaje... para luego seguir junto a él como si nada?

Esto se debe a la cualidad "contradictoria" de nuestro equipaje: es amplio y estrecho; es cómodo e incómodo; es necesario e innecesario; es seguro e inseguro, es útil e inútil... todo a la vez!!! Si no podemos viajar con él, pero tampoco sin él... ¿Qué podemos hacer?

- Podemos empezar por reconocer que lo cargamos.
- Podemos seguir por conocer aquello que cargamos.
- Luego elegir "qué" cargar en él y cuándo hacerlo.
- Podemos, por ende, elegir qué descargar...

No hay comentarios: